viernes, 7 de diciembre de 2012

Voces eternas


El 3 de septiembre del año 2012 se cumplieron 36 años de La Tragedia de Las Azores, el accidente fatal donde fallecieron amigos y compañeros de El Orfeon Universitario de la UCV.

Ingresé al Orfeón cuando comencé a estudiar Psicología. Fueron María Teresa Chacín y Graciela Gamboa, inscritas en el coro, quienes me sugierieron que yo también me uniera.
Al comienzo me negué, porque yo nunca había cantado, sólo tocaba cuatro y arpa. Pero finalmente, fui a la prueba de admision. Allí estaba Vinicio Adames. Fui aceptado.
Llegué a asistir al Primer Festival de Coros Universitarios celebrado en el Lincoln Center de Nueva York. Luego comencé a hacer hacer carrera como músico y cantante en el medio publicitario y me tuve que alejar de los estudios universitarios y del Orfeón. Años después, María Teresa nos dice a Jose Ramón Angarita (mi cuñado y tambien integrante del coro desde la misma fecha) y a mí, que el Orfeón Universitario estaba preparando un viaje a España, que nos metiéramos otra vez para reforzar a la agrupación.
Jose Ramón y yo fuimos aceptados por Vinicio. Pero a los ensayos asistíamos un dia y faltábamos tres..., eso por supuesto no le agradó al maestro. Una noche, luego de subir las escaleras de caracol del nuevo salón de ensayo, Vinicio nos detuvo: “Miren, ustedes dos lo que tiene es una rochela con los ensayos, vienen cuando les da la gana y esto no puede ser. Asi que se me van, no los quiero ver más por aquí”. El tenía toda la razón, y nos fuimos. Vinicio nos salvó de morir en ese vuelo con nuestros compañeros y amigos.

El día anterior al accidente, me encontraba en París con Carlos Moreán y Oswaldito de la Rosa. Fuimos a visitar a un amigo en la embajada de Venezuela. Luego de saludarnos y recordar momentos gratos, nos comentan que esa misma tarde llegaba Raúl Delgado Estévez, quien estaba encargado de la logística de la gira del Orfeón Universitario en esa ciudad (hoteles, transporte, teatros, etc.).
Nosotros no pudimos ver a Raúl porque nuestro vuelo de regreso a Caracas estaba fijado a la misma hora de la cita. Raúl, luego fue director del Orfeón Universitario. Tambien se comenta que un avión de Viasa que venía de regreso a Venezuela, le dio la voz de alarma al Hércules, donde viajaba El Orfeón Universitario, advirtiéndole del mal tiempo que había en su ruta hacia Las Azores. Era en ese avión, donde estábamos nosotros volviendo a nuestro país.


Himno Universitario de la UCV.  Esta grabación del Himno Universitario, cantado por el Orfeón de la UCV es de la presentación en el Lincoln Center de Nueva York, en el Primer Festival de Coros Universitarios en 1965. La letra del Himno Universitario es del poeta Luis Pastori y Tomás Alfaro Calatrava. La música, del maestro Evencio Castellanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada