domingo, 24 de noviembre de 2013

CUANDO CONOCÍ A ALBERTO CORTEZ

Cuando Alberto Cortez vino a Venevisión logré conversar con él por casualidad. Estábamos en el salón de maquillaje esperando nuestro turno y no recuerdo como comenzamos a hablar; bueno comenzamos es mucha gente, él estaba conversando, le gusta y es muy grata su conversación. Veníamos de un ensayo del programa de esa noche, y ahí lo oí por primera vez. 
Me impactó su expresión interpretativa al decir sus canciones. Una de ellas; Manolo, que trata de un amigo consolando a otro por un desamor que lo tenía mal etc... y que además era un amigo con cierto peso. En su letra para dar una idea, el dice de 100 kilos, y Alberto en la interpretación de la letra, tenía que levantar a ese pesadísimo amigo para darle ánimos, y verlo actuar levantando a un inexistente personaje, pesado, decaido, dolido... es un artista de verdad. 
Y luego ensayó El Abuelo que era el tema que comenzaba a oirse. Bueno, ahí nació mi admiración por Alberto Cortez que hasta ésta noche, aún está como esa primera vez. 
Del ensayo a maquillaje. No sé como el hilo de la conversación llegó a sus comienzos. No, a sus comienzos no, a el por qué viajó a España, y por consiguiente la historia de El Abuelo. 
Resulta que Iberia realizó un festival de valores artísticos en Buenos aires. El motivo era recaudar fondos para prestar una ayuda social. Alberto acudió al llamado, y como era esa la razón, él no quiso recibir ningún dinero por su participación. El premio era un viaje a Madrid y Alberto fue uno de los premiados. Su abuelo además era gallego y había vivido en Argentina también. Eso hizo que él lo recordara en su canción El Abuelo, que fue la canción que le dio éxito y lo dio a conocer. 
A grandes rasgos de eso se trató en esa conversación que hubo en el departamento de maquillaje del canal, esperando para su debut en Venezuela. Quizás ésa sea una de mis primeras experiencias con personalidades famosas. Aunque si yo hice tres preguntas creo que fue mucho. Sólo oía a un señor de fuerte contextura, alto y con una voz no tan grave, dulce mas bien, pero imponente. 
Había que oirlo porque su manera de decir las letras, te atrapa. 
Como lo vamos a oir ahora interpretando EL ABUELO una historia que impacta 
como "lo cuenta! Alberto Cortez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada