martes, 8 de julio de 2014

LA "V" PEQUEÑA

LA V PEQUEÑA

Cuento de Alí Agüero
Música y arreglos: Alí Agüero

LOS CUÑAO´S
Meiver Acuña, Elizabeth Quintanales, Candy Rojas, Zenaida Riera
Daniel Somaroo, Edgar Salazar, José Mena, Alí Agüero.
Invitados: Kamelot Agüero y Kodiak Agüero


Des    PRIMERA PARTE:


En una pequeña y cómoda habitación, una niña y su madre se preparan para dormir. Van vestidas con unos pijamas largos. La niña se sube a la cama y la madre la cubre con una cobija multicolor. La niña toma un gran libro que está al lado de la cama y dándoselo a su madre pregunta:

NIÑA:
Mami, ¿por qué no me lees el cuento de Los Seres Pequeñitos? ¿Qué eran ellos, unos duendes o  unos gnomos?

La madre se sienta en la cama con el libro cerrado.

MADRE:
Humm, deja ver... Yo creo que eran gnomos porque estaban al cuidado de la tierra y de sus riquezas.

NIÑA:
Y esos fantásticos Seres Pequeñitos ¿eran todos buenos y graciosos, o burlones y tremendos?

MADRE:
Hija mía en todas partes existen personas tremendas. Me imagino que habían Seres Pequeñitos un poquito más intranquilos que otros.

NIÑA:
¿Y quién los creó? ¿Tú sabes quién lo hizo?

La madre abre el libro y pasa algunas de sus páginas.

MADRE:
Hijita, sólo hay un ser que es capaz de hacer algo tan grande, y sucedió hace mucho, muchísimo tiempo, tanto que la memoria no alcanza llegar hasta ese instante, pero según el cuento sucedió así…

COMIENZA A OSCURECERSE LA HABITACIÓN.

Desde la oscuridad total surgen unos rayos luminosos de diferente intensidad. Una nube muy blanca y espesa parece alfombrar el piso del lugar.
En el centro  se va destacando muy lentamente un cono de luz de color Blanco intenso.
Luego de un corto y lento paseo por el obscuro lugar, el cono de luz comienza a hacerse más grande y ya situado en el centro, de él brota una dulce voz.

                                                CONO DE LUZ: (VOZ EN OFF) (Solista: José Mena)
                                                Yo soy La Luz, soy amor
                                                Luz de amor y de poder
                                                Energía, creación
                                                Voz de querer es poder

Van apareciendo desde dentro del cono de luz un gran número de objetos, figuras y cintas de variadas formas y colores. Caen hacia abajo y desaparecen en la nube que cubre el piso.
                                         
                                         Mi más preciado tesoro
                                         Con mil ríos, mil montañas
                                         Con  aromas en sus bosques
                                         Con cristales en sus playas
                                         Que la brisa lleve el canto
                                         de las aves en su vuelo
                                         convirtiendo en hilos de oro
                                         sus caminos y senderos
                                         Que sus mares de esmeraldas
                                         tiñan la  luna de noche
                                         y el sol por el oriente
                                         de su brillo haga un derroche.

Reflejado en el cono de luz se ve por instantes, un polvillo brillante que rápidamente se disuelve.

                                         CONO DE LUZ.-
                                          Como el polvo en ésta luz
                                           son mis Seres Pequeñitos
                                          Que con amor yo creé
                                         Y amaré hasta el infinito
                                                      Les pido sólo una cosa
                                         y bien sabré siempre amarles
                                         el presente que hoy les doy
                                         nunca amor dejen de darle


La voz deja de oírse y lentamente el cono de luz comienza a reducir su tamaño hasta desaparecer.

A medida que desaparece la nube que cubría el piso, poco a poco comienza a verse cinco piedras de regular tamaño y de diferentes colores colocadas sobre un piso de arena y en diferentes niveles. La primera es de color rojo, la segunda es de color verde. La del centro, algo más grande que el resto y colocada a un nivel más alto que el resto, es de color azul, la siguiente es de color amarillo y la última piedra es de color blanco. De pronto…



… interrumpiendo la quietud y el silencio, surgen algunos árboles y flores de pálidos colores que contribuyen a una sencilla aunque llamativa decoración del lugar. El colorido del lugar que ocupa la piedra de color azul es mucho más notorio que el resto de los otros lugares.



Aves de diversos tamaños, pero en extraño silencio, se ven volar por todas partes. De los árboles penden variados frutos.

Desde una montaña, a lo lejos, detrás del bosque, se ve una delgada caída de agua. Si no es por el movimiento de las aves y de otros  animalitos se diría que no existe ningún otro ser viviente en este lugar de una, al parecer incompleta belleza.


Un fuerte sonido semejante a los anteriores pero aun más fuerte irrumpe en la quietud del lugar y de nuevo se escucha la voz.

                                  Les pido sólo una cosa

                                  y bien sabré siempre amarles, 

                                        el presente que hoy les doy            

                                         nunca amor dejen de darle.


Tras el silencio sopla una brisa, y luego, aquellas piedras de brillantes y llamativos colores comienzan a cobrar movimiento, poco a poco.

Unos seres de diferentes tamaños y de aspectos extraños y a la vez graciosos, parecen salir de un largo sueño. Sus movimientos son lentos y aletargados al comienzo pero luego cobran gran movimiento y curiosean por todas partes. Los grupos están formados por parejas de seres mixtos.

Los seres del primer grupo llevan un pañuelo sobresaliendo del bolsillo que tiene el traje en su pecho y del que sólo se nota el color blanco, contrastando visiblemente con el color rojo de su vestimenta. Los del segundo grupo, situado al lado del anterior lleva un pañuelo rojo. Verde es el color del pañuelo que identifica a los del cuarto grupo. Un pañuelo de color azul se nota en los bolsillos de los integrantes del quinto grupo.

Todos ven con asombro y admiración el lugar que les tocó en suerte. En el centro continúa inmóvil la sólida piedra de color azul y de mayor tamaño.

Un ser del primer grupo de pañuelos blancos y vestimenta roja, con apariencia de líder y que ha estado curioseando como todos, se adelanta un poco a los demás y demostrando su emoción habla con una voz grave.

SER PEQUEÑITO ROJO 1.-

¡Qué hermoso lugar es este, qué maravilla¡. ¡Miren, observen, qué colorido tan radiante!

El líder de traje verde y pañuelo rojo, da unos pasos y también se expresa de la misma manera aunque su voz es mucho más aguda que la del anterior.

SER PEQUEÑITO VERDE 1.-
El lugar es verdaderamente impresionante, no se puede hacer otra cosa sino admirarlo. Por cualquier sitio que se dirija la mirada sólo se observa una inmensa e impresionante belleza.

Los de pañuelos verdes y trajeados de amarillo también tienen su guía y éste es quien se dirige al grupo denotando algo de preocupación.

SER PEQUEÑITO AMARILLO 1.-
Es innegable el colorido tan hermoso que acaricia nuestros ojos, pero, ¿quién nos trajo hasta aquí?, ¿alguno de ustedes me lo puede decir?

Del último grupo, el líder de pañuelo azul celeste y traje blanco,  levanta su voz.

SER PEQUEÑITO BLANCO 1.-
¿Y para que queremos saber quien nos trajo hasta este bello lugar?, ¡estamos y disfrutémoslo!

Y diciendo esto arranca un fruto del árbol más cercano y comienza a comerlo. El líder Amarillo 1, toma la palabra.

SER PEQUEÑITO AMARILLO 1.-
Debió ser alguien o algo muy poderoso, con una gran fuerza creativa y poseedor de un alma tan noble, tan pura y tan bella, capaz de imaginar y crear algo tan grande como esto.

SER PEQUEÑITO VERDE 1.-
Es cierto pero vayamos a conocer que hay más allá. ¡Vamos!

Luego de asentir con movimientos de cabezas y con gestos las palabras que han oído, todos se dirigen hacia el bosque.
La piedra del centro, ahora solitaria, es cuando inicia su movimiento y los tres seres que la forman comienza a despertar de su largo sueño con movimientos idénticos a los de sus compañeros.
La misma sensación abruma a estos tres nuevos seres. Uno de ellos, de corta estatura, se mueve con gran velocidad, tropezándose, cayendo y tratando de introducir entre sus ropas sin lograrlo, una gran cantidad de frutos y de otras cosas que están esparcidas por el lugar.
   
El primero que despertó del grupo igualmente maravillado y sorprendido por lo que descubre con su mirada, pregunta.

SER PEQUEÑITO AZUL 1.-
                                                   
                                         ¿Qué hermoso lugar es este?
                                         ¿Quién nos trajo hasta aquí?

Se escucha la misma pregunta de Rojo 1 que regresa ahora del bosque con el resto de los grupos.

                                         SER PEQUEÑITO ROJO 1.-
                                         ¿Qué hermoso lugar es este?
                                         ¡Qué bien se siente estar aquí

Amarillo 1 agradece tan inimaginable regalo.
                                        
                                         SER PEQUEÑITO AMARILLO 1.-
                                         Gracias doy por este premio,
                                         Lo sabremos apreciar

Azul 2 moviéndose entre con rapidez entre los demás seres, también se le oye codicioso mientras sigue tratando de guardarse más frutos de los que puede en sus bolsillos.
                                         SER PEQUEÑITO AZUL 2.-
                                         Gracias doy por este premio,
                                         Lo sabremos apreciar

                                         SER PEQUEÑITO AZUL 1.-
                                         ¡Yo creo qué esto es un sueño
                                         y no quiero despertar

Otro ser, de pañuelo verde y bastante gordita interviene y destapando su cabeza, feliz se coloca una flor sobre su femenina cabellera.

                                        SER PEQUEÑITO VERDE 2.-
                                        ¡Un lindo, un lindo sueño
                                        no quisiera despertar!

                                        SER PEQUEÑITO BLANCO 1.-
                                       ¡Qué colores, miren, miren!
                                        Y que frutos… ¡a disfrutar!

Los demás seres bailan y comparten la alegría que los ha impregnado.

CORO DE SERES PEQUEÑITOS.-
                                        ¡Qué hermoso lugar, esto es realidad!
                                          Veo brillar el Sol, provoca cantar
                                        Siento una emoción en mi corazón
                                        que quiero gritar, ¡viva éste lugar!
                                          Éste lugar, éste lugar.

  SER PEQUEÑITO VERDE 2.-
¡Miren, miren que grandiosidad!
Si no lo vemos no lo creemos.

Los seres de sexo femenino dejan ver sus cabellos que los diferencia claramente de los de sexo masculino. Una se acerca a uno masculino con una grande y bella flor en sus manos.


SER PEQUEÑITO BLANCO 2.-
¿Has visto qué color?

El otro responde señalando una fruta que tiene en su poder.

SER PEQUEÑITO AMARILLO 1.-
… y mejor es el sabor.

SER PEQUEÑITO BLANCO  1.- (Soñador)
                                         ¡Yo creo qué esto es un sueño
                                          y no quiero despertar

SER PEQUEÑITO VERDE 2.- (feliz)
                                      ¡No es sueño, ya no es un sueño,
                                        es una bella realidad!

Se escuchan algunos comentarios  acompañados con gestos de letargo.

SER PEQUEÑITO AZUL 2.-
Sólo provoca jugar, descansar…

Rojo 2 es de piel negra.

SER PEQUEÑITO ROJO 2.-
… pero también trabajar…

La alegría los envuelve de nuevo a todos.

CORO DE SERES PEQUEÑITOS.-
                                       ¡Qué hermoso lugar, esto es realidad!
                                       Veo brillar el Sol, provoca cantar
                                       Siento una emoción en mi corazón
                                       que quiero gritar, ¡viva éste lugar!
                                        Éste lugar, éste lugar
AUDIO: FIN DEL TEMA.
La euforia es total, o “casi total” Los de Azul se aprestan a descansar luego de que finalizara el alborozo, mientras el resto comienza a hacer labores en sus respectivos lugares, arreglando, en constante movimiento. Dedican su tiempo a mejorar el sitio que les tocó en suerte.

Rojo 2,  de piel morena y de sexo femenino en su andar se tropieza con algo en el piso, lo levanta, le sacude un poco la arena y emocionada exclama.

SER PEQUEÑITO ROJO 2.-
¡Hey miren lo qué encontré!

Todos vuelven sus rostros hacia el sitio donde surgió la voz. Ella le entrega a Rojo 1 una caja que contiene unas varitas de vívidos colores.

                                         SER PEQUEÑITO ROJO 2.-
                                         Tenga. ¿Qué cosa es ésta, usted lo sabe?

Rojo 1 toma la caja en sus manos y saca una varita de color naranja.

                                         SER PEQUEÑITO ROJO 1.-
                                         !No, no lo sé!

Con curiosidad lo huele y hasta lo prueba.

SER PEQUEÑITO ROJO 1.-
Ni huele, ni tiene un sabor especial, pero para algo debe servir.

SER PEQUEÑITO ROJO 2:
¿Me lo permite?

Rojo 1 se lo entrega y el ser Rojo 2 toma el lápiz de color en su mano y lo sacude con un movimiento hacia adelante. Un ave que pasaba en ése momento frente a ella comienza a emitir un canto que endulza los oídos de los seres pequeñitos y su plumaje se pinta de variados y brillantes colores.


SER PEQUEÑITO ROJO 2.-





¿Vieron? ¡Esa ave comenzó a cantar y sus plumas se llenaron de color por efecto de esta varita de color!



SER PEQUEÑITO ROJO 1.-
¿Estás seguro? Puede haber sido una gran casualidad. Déjame probar a mí.

Rojo 1 se anima a usarlo de la misma manera y apunta hacia un grupo de flores que luego de unos segundos lucen un color amarillo intenso.

SER PEQUEÑITO ROJO 1.-

Es cierto, es cierto. Debe ser un regalo que nos han dado para que le demos el uso que queramos. ¡Que  hermoso y poderoso es además lo que se siente, lo que transmite su poder!

Mientras los del grupo Azul no muestran interés alguno en lo está ocurriendo a su alrededor y sólo se les ve descansar, los de pañuelo verde, los de amarillo y los de blanco no dejan de prestar atención a lo que ocurre en el extremo izquierdo del lugar.
Los de Rojo siguen entusiasmados con el hallazgo y la actividad sigue entre ellos.

SER PEQUEÑITO ROJO 1.-

Debemos guardarlos en un lugar seguro. No tienes idea de lo provechoso que puede ser para nosotros y para el lugar en que estamos.

SER PEQUEÑITO ROJO 2.-

Me parece muy bien, y estoy de acuerdo en que su valor es también internamente, aquí en nuestros corazones. Vamos a quitarle el polvo para guardarlos.

Proceden a limpiar la caja de varitas de colores y para esto, cada uno saca su pañuelo Rojo, sin desdoblarlo, con gran felicidad y alegría.

Mientras esto ocurre, los otros seres pequeñitos que observaban estos movimientos proceden a buscar también en el piso de sus  propios territorios.
Y sucede lo esperado.
SER PEQUEÑITO BLANCO 1.-
¡Aquí… aquí yo también encontré algo!

La compañera, corre al lado del que encontró el objeto.

SER PEQUEÑITO BLANCO 2.-
Deja verlo. ¿Es igual a la de ellos?

Los de pañuelo verde igualmente alborotados por el  resultado de su búsqueda gritan al mismo tiempo.
SERES PEQUEÑITOS VERDES.-
¡Nosotros también lo encontramos!
¡Tenemos la nuestra, tenemos nuestra caja de varitas de colores!

Del grupo de Blanco se oye una observación a viva voz.

SER PEQUEÑITO BLANCO 2.-
Después de haber mirado lo que hicieron ellos, estoy segurísima de que podemos hacer algo igual.

Y apunta con una de las varitas de color hacia la lejana caída de agua. Inmediatamente el caudal aumenta de tamaño y el paisaje en general toma un color más intenso.
El ser pequeñito Verde 1 Toma un lápiz de color Azul.

SER PEQUEÑITO VERDE 1.-
¡Qué maravilloso! ¡Probemos también nosotros! Allí hay unas flores, probemos con ellas.

Y hace un  movimiento igual al que hizo Rojo 2 hacia el grupo de flores y sienten con alegría y asombro como se esparce en el ambiente un agradable e intenso perfume.
                                         
SER PEQUEÑITO VERDE 2.-
!Huelan, huelan! ¿Sienten el aroma en el aire?

Todos confirman lo que sienten en el ambiente.

 SER PEQUEÑITO VERDE 1.-
¡Qué poder se siente! !Es algo inigualable y grandioso que tú puedas sólo con un movimiento hacer algo cambie de esa manera!

En el centro, los del grupo Azul celebran la alegría de los demás yendo y viniendo de un lado a otro de su sitio, pero sin interesarse en buscar y conseguir una caja como la que les ha dado tanta satisfacción a los otros.

La actividad no cesa en los otros territorios y cada caja encontrada pasa de mano en mano.
Desde la derecha, una voz se alza sobre todas  y se hace prestar atención.

SER PEQUEÑITO BLANCO 2.-
Estas varitas mágicas que ahora nos pertenece debemos guardarlas y cuidar con gran esmero. Como primer paso debemos sacudirles el polvo que aún tienen. ¡Qué comience la limpieza!

Y enseguida sacan sus pañuelos y llenos de emoción  inician la limpieza de sus cajas de varitas de colores.  Los seres de verde, imitando al grupo anterior también extraen sus pañuelos comenzando su faena de limpieza. Los de amarillo no se quedan atrás y emiten su opinión, pues también han encontrado su respectiva caja sobre la cual realizan la limpieza.
El guía Amarillo 1, no puede ocultar su emoción y toma una varita de color y lo dirige a una flor que enseguida toma un color blanco.

SER PEQUEÑITO AMARILLO 1.-
¡Y podemos sentir la fuerza de poder crear! Es cierto lo dicho. Es una sensación indefinible, que llega hasta la última fibra de nuestro ser.

Blanco 2 se escucha un tanto preocupada.

SER PEQUEÑITO BLANCO 2.-
¿Cómo podemos estar seguros de si eso que sentimos y que podemos hacer, es beneficioso para nosotros?

Amarillo 2, mientras se coloca la flor blanca en su cabello trata de tranquilizar a la preocupada vecina.
SER PEQUEÑITO AMARILLO 2.-
¡Claro que tiene que ser bueno para nosotros, y para aquellos que lo vayamos a hacer con la mejor de las intenciones! (TRANS) ¡Yo ya me estoy sintiendo diferente! (SUSPIRA)

Al concluir, Amarillo 2 hace un gesto muy leve de saludo pero cargado de coquetería para el ser Azul 1 que la observaba a distancia  siendo correspondido por éste.
Blanco 2 en secreta complicidad y con picardía, se dirige a ella.

SER PEQUEÑITO BLANCO 2.-
Estás segura de qué eso que dices sentir, lo causa lo que encontramos?

Amarillo 1, que se ha dado cuenta del por qué de la conversación, dirige su vista hacia el lugar donde están mirando Amarillo 2 y Blanco 2 y le habla con cierta seriedad.

SER PEQUEÑITO AMARILLO 1.-
¡Vamos, vamos!, no te distraigas y procedamos realizar nuestra labor primera Saquemos nuestros pañuelos y…¡a limpiar!

Atendiendo a las palabras del ser Amarillo 1, extrae su pañuelo verde y ambos comienzan a limpiar con suavidad uno por uno, como parte de su limpieza.

Luego de limpiar por unos segundos la caja, Amarillo 2 con la flor blanca en el cabello da con coquetería, unos pasos hasta el lugar donde está Azul 1.

SER PEQUEÑITO AMARILLO 2.-
¿Y ustedes, ya encontraron lo que a todos nosotros nos tiene llenos de alegría y de felicidad?
Azul 1 se siente feliz.
SER PEQUEÑITO AZUL 1.-
No, pero hemos disfrutado al máximo la alegría de todos ustedes, se siente bien mirando la felicidad que embarga a quienes nos rodean.

Amarillo 2 se muestra consejera.

SER PEQUEÑITO AMARILLO 2.-
Es verdad, y eso denota lo grande de tu corazón pero, deberías comprobar en tí mismo la felicidad. La tuya es única  y sabe más dulce cuando lo logras haciendo algo por los tuyos y por lo que te rodea.

Y diciendo esto se marcha lentamente hacia donde está su compañero. Azul 1 pensativo, la ve alejarse.

Todos los grupos han culminado su tarea de limpieza y colocan sus cajas en lugares especiales para ellos. Donde debe estar algo de tanta importancia. Guardan sus pañuelos de la misma forma en que los tenían antes de usarlos.

El ser Azul 2 hace un gesto de cansancio y prepara un lugar para descansar. Se recuesta, y al hacerlo su cabeza golpea contra algo. Sobándose se pone de pie y se golpea con un puño la pierna derecha cada vez que gaguea para que le salga la palabra completa.

SER PEQUEÑITO AZUL 2.-
¡Ay! ya yai yai yai ca- caramba! ¿Qué, qué, qué cosa e- e- es esta, que, que, que me ha golpeado mi ca- cabecita?

Al cerciorarse de qué cosa lo golpeó, se da cuenta de que es una caja, la mira y sin emoción alguna se la muestra a su compañera.

SER PEQUEÑITO AZUL 2.-
¿Se- será esto lo, lo que ha causado tan- tanto albo- alboroto en los de al lado, los de a- a- quí y los de más a- allá?

La compañera mira aquello que Azul 2 le muestra y con desgano responde.

SER PEQUEÑITO AZUL 3.-
¡Ay, pero por tan poca cosa! No merece perder el sueño por esto, me parece una exageración la alharaca que se ha armado. Además nuestras flores y nuestros árboles no necesitan color. Son mucho más hermosos que los de ellos.

Azul 1 no advierte lo sucedido. Su mente está por lo visto, fija en el rostro de Amarillo 2 y no se da cuenta de lo que sucede a sus espaldas.
Azul 3,  quiere saber la opinión de Azul 1.

SER PEQUEÑITO AZUL 3.-
Muéstrale la caja a él, seguramente tendrá la misma opinión que la nuestra. ¿Pero no puedes dejar de tartamudear? ¡Ya has descansado bastante! Si no tartamudeas cuando tienes flojera es porque estás diciendo alguna mentiras.

Azul 2 se despereza y lanza un fuerte bostezo.

SER PEQUEÑITO AZUL 2.-
¡Ahhh! Me fa- falta un po- poquito todavía. Cuando se, se me, me quite el can- cansancio ya no ga- gaguearé más; y yo no, no soy em- em, embustero, ¿Oíste? y ade- además, no pierdas tu, tu  tiempo po- porque a él tampoco le interesa. ¿No te, te has dado cuenta de que su, su interés está en otra pa- parte? (TRANS) Po- pon eso por a- a- ahí y acuesta- acuéstate ya.

Y sin limpiarla y sin haber demostrado el más mínimo interés, Azul 2 tira la caja en un rincón y también se acuesta.

El regocijo que ha inundado a los demás no se ve por ningún lado en este grupo. La penumbra va llenando el lugar y todos se aprestan a descansar.
Luego de unos instantes la tranquilidad va apoderándose del lugar. Ahora todos yacen dormidos y la oscuridad de la noche los baña con su quietud.

AUDIO: EFECTOS DE CARRILLÓN.
Un resplandor de varios colores comienza a brotar desde cada sitio donde, igual a un tesoro, los seres pequeñitos guardaron su caja.
Todos duermen y ninguno se da cuenta de la colorida luz que ilumina cada lugar.
AZUL 1 se mueve intranquilo en su sitio de descanso, aún no ha logrado conciliar el sueño. Se incorpora un tanto y nota la luminosidad que emana de aquellos sitios. Pero no en el suyo. Aunque no… está equivocado… si se ve algo, pero está muy lejos de ser un verdadero brillo. Se acerca al rincón donde sus compañeros guardaron aquello que encontraron y suavemente saca la caja que titila débilmente entre sus manos.

AUDIO” TEMA INSTRUMENTAL  “LA V PEQUEÑA”
La mira con gran curiosidad y al sacar una varita de color azul comienza a sentir la maravillosa e indescriptible sensación que han comentado y sentido los otros seres. En su rostro surge una sonrisa y en un gesto de ternura lo aprieta suavemente contra su pecho. Esto hace que la caja deje ver su colorido brillo en todo su esplendor. Tan igual como el de los otros objetos pero con la diferencia en que tiene un movimiento giratorio.
Luego de estos momentos de íntima emoción, Azul 1 guarda la caja en el mismo sitio de donde lo sacó y se dirige a descansar quedando dormido de inmediato.
Al mismo tiempo la luz del objeto, que brotaba con viva intensidad va perdiendo lentamente su fuerza, como si de nuevo la tristeza volviese a ella.
AUDIO: FIN DEL TEMA.

SEGUNDA PARTE.-

CAJAS DE DIFERENTES TAMAÑOS ENVUELTAS COMO REGALOS.

Con un nuevo día llega la luz. Un agitado movimiento se nota en los grupos, no así en el grupo de pañuelos Amarillos que mantienen la inactividad que los caracteriza.
El resto demuestran adoración por sus cajas. La limpieza que hacen periódicamente con sus pañuelos, es una forma de demostrar su cariño el que le prodigan a cada objeto.

Los de Azul son el centro de atención pues los demás seres se han dado cuenta del poco empeño que ponen éstos en el trato y cuidado de su caja y de no usar para nada sus varitas de colores trayendo como consecuencia descuido por el lugar a ellos asignado que siempre se ve desordenado y sucio.
Uno a uno se van acercando al lugar de los de Azul y comienzan a llamarles la atención por su manera de ser.

AUDIO: TEMA “OIGA”

SER PEQUEÑITO VERDE 2

¡Oiga!

Responde Azul 2  haciéndose el desentendido.

SER PEQUEÑITO AZUL 2.-

¿Quién yo?
Insiste Verde 2

SER PEQUEÑITO VERDE 2.-

¡Si, usted!

Azul 2 sigue con igual  indiferencia.

SER PEQUEÑITO AZUL 2.-

¿Quién yo?

Una pareja llama su atención.

S. P. VERDE 2 Y AMARILLO 2.-

Siiiii.
Rojo 2 interviene.

SER PEQUEÑITO ROJO 2.-

¡Oiga!
Y obtiene la misma respuesta.

SERES PEQUEÑITOS AZUL 2 Y 3.-

¿Quién yo?

SER PEQUEÑITO BLANCO 2.-

 ¡Si, usted!

S. PEQUEÑITOS AZUL 2 Y 3 .-

¿Quién yo?

S. PEQUEÑITO BLANCO 2 Y AMARILLO 1.-

Siiiii
Comienzan las sugerencias.

TODOS LOS VECINOS.-

¿Por qué no ponen eso allí

Las sugerencias no son bien recibidas.

S. PEQUEÑITOS AZUL 2 Y 3.-

Porque se ve mejor así

TODOS LOS VECINOS.-
¿Por qué no quita lo de allá

S. PEQUEÑITOS AZUL 2 Y 3.-
En un momento voy pa´llá

TODOS LOS VECINOS.-
Creo que eso se puede caer

S. PEQUEÑITOS AZUL 2 Y 3.-
¡Yo no lo puedo creer!

TODOS LOS VECINOS.-
¡Mire aquello se cayó!

S. PEQUEÑITOS AZUL 2 Y 3.-
Estaba aquí y “plín” se voló

Los de Azul se sienten incómodos por el “ataque” que creen es injustificado  y responden tratando de alejar la molesta visita.

S. PEQUEÑITOS AZUL 2 Y 3.-

Déjennos tranquilos
váyanse pa´llá

cuiden lo de ustedes

voy a descansar...

¿y qué ven ustedes?

esto está muy bien,

esto está bien limpio
casi como aquel.

Sin embargo la visita vuelve a la carga e insisten con sus  descuidados vecinos.

SER PEQUEÑITO AMARILLO 2.-

¡Oiga!

Sus respuestas están aún más cargadas de fastidio

SER PEQUEÑITO AZUL 2.-

¿Quién yo?

SER PEQUEÑITO VERDE 2.-

¡Si, usted!

SER PEQUEÑITO AZUL 2.-

¿Quién yo?

S. P. BLANCO 2 Y AMARILLO 2.-

Siiiii.


SER PEQUEÑITO AMARILLO 1.-

¡Oiga!

S. PEQUEÑITOS AZULS 3 Y 4.-

¿Quién yo?

S. P. VERDE 2.-

¡Si, usted!

S. PEQUEÑITOS AZUL 2 Y  3 .-

¿Quién yo?

SER PEQUEÑITO BLANCO 2 Y BLANCO 1.-


!Siiiii!


La insistencia continúa por parte de los visitantes.


TODOS LOS VECINOS.-


!Ustedes me van a perdonar...


S. PEQUEÑITOS AZUL 2 Y 3.-


¿y qué se le ofrece a Ud. otra vez?


TODOS LOS VECINOS.-


¿Es que yo quisiera preguntar?


S. PEQUEÑITOS AZUL 2 Y 3.-

Pregunte!, que voy a contestar


TODOS LOS VECINOS.-


¿Usted cree que actúa correctamente?


S. PEQUEÑITOS AZUL 2 Y 3.


Así nos lo dicta nuestra mente


TODOS LOS VECINOS.-


¿y... poniéndole un poco de empeño?


S. PEQUEÑITOS AZUL 2 Y 3.-


¡Yo no sé señor, no soy el dueño!


 Dos seres de Azul, molestos piden su tranquilidad a viva voz a su no bien recibida visita.


S. PEQUEÑITO AZUL 2 Y 3 .-

Déjennos tranquilos
váyanse pa´llá
cuiden lo de ustedes
voy a descansar...
¿y qué ven ustedes?
esto está muy bien,
esto está bien limpio
¡déjennos en paz!
AUDIO: FIN DEL TEMA

Los visitantes se marchan desalentados por las respuestas de sus vecinos quienes se quedan de lo más campantes.

SER PEQUEÑITO AZUL 2.- (Molesto)

¡Por favor! ¿Es que a- acaso esto no, no está en orden? ¿Alguien se, se, se atrevería a decirme que aquí no se hacen las cosas co- co como se debe?. Yo lo veo todo muy, muy bien ¿A ustedes qué, qué les parece? ¿Existe aquí algún mo- mo- motivo para ese “ceniciento ataque”  Po- por parte de nuestros ve- ve- vecinos?

SER PEQUEÑITO AZUL 3.-

¡Claro qué no!, no hay nada asíííí, fuera de lo normal. Yo lo veo muy bien…



El ser Azul 2 aparta unas cuantas cosas y como de costumbre se recuesta un poco mientras sigue hablando.


SER PEQUEÑITO AZUL 2.-

Bien, pasemos la pá- página. Ahora, co- como quisiera deleitarme co- con el rico sabor de u- u- una de esas fru- frutas que veo en aquel á- á- árbol.

Azul 3 no se muestra interesada en buscar la fruta y se coloca en igual posición de descanso que Azul 2

SER PEQUEÑITO AZUL 3.-
No mires hacia acá, yo estoy cansada de descansar y además no me gusta mucho esa fruta.
Azul 2 se molesta.

SER PEQUEÑITO AZUL 2.-
¡Caramba qué, qué flo- flojera!
Azul 3 aclara.

SER PEQUEÑITO AZUL 3.-
Flojera no, ¡comodidad!

Azul 1 no los oye. Parece estar confuso, pensativo. Con timidez habla a sus compañeros mientras camina por el desordenado lugar.

SER PEQUEÑITO AZUL 1.-
¿Ustedes no sintieron, ni notaron nada extraño anoche? No vieron algo raro por aquí.

PEQUEÑITO AZUL 3.-
¿Cómo qué?. Yo caí rendida de cansancio y no escuché absolutamente nada. ¿Tú viste algo?

El aludido  responde cambiando de posición en su lugar para estar mucho más cómodo.

SER PEQUEÑITO AZUL 2.-
Yo tam- tam, tampoco…

SER PEQUEÑITO AZUL 1.-
Entonces… todo fue un sueño, un increíble y hermoso sueño.

SER PEQUEÑITO AZUL 2.-
Por favor, mi, mi sueño es co- comer de esas frutas. Se ve- ven deli- deliciosas.

En el mismo estado de confusión Azul 1 mira y remira el lugar donde sabe ahora que está guardada la caja de varitas de colores. Da unos pasos inconscientemente hacia el árbol señalado y arranca las frutas que da a sus compañeros. Quién primero las toma es Azul 3, que en su premura se las arrebata de las manos.

SER PEQUEÑITO AZUL 2.- (Burlón)
¡Y eso que dijo qué, que no le gustaba!

SER PEQUEÑITO AZUL 3.-
… y no me gusta, pero no se debe desaprovechar tanta gentileza.

Azul 2 sigilosamente y aprovechando un descuido, se apodera de las frutas que su compañera tiene en sus manos.

SER PEQUEÑITO AZUL 2.-
Esto me, me pertenece pues la i- idea fue mía, y a- ahora si no le- les importa…

AUDIO: TEMA “A DESCANSAR”

SERES PEQUEÑITOS AZULES 2 Y 3
Ya está bien, a descansar

Algunos  de los integrantes de los grupos vecinos que no se habían alejado demasiado y que habían presenciado la escena anterior, se sienten tentados a intervenir.
CORO DE OTROS SERES.-
Y trabajar…

Los de Azul mantienen su posición.


SERES PEQUEÑITOS AZULES 2 Y 3
¡No señor, ya está bien…
a descansar.
Otro día ya vendrá
Siguen insistiendo.
CORO DE OTROS SERES.-
Y a trabajar…

SERES PEQUEÑITOS AZULES 2 Y 3
¡No señor!,
ya  veremos que hay que hacer

SER PEQUEÑITO AZUL 2.-
Ellos creen que encontraron
Un tesoro por allá
Y no saben que el tesoro
Es poder descansar.

Al darse cuenta de que sus sugerencias no son tomadas en cuenta, los seres vecinos con gestos de desaliento, continúan sus quehaceres mientras escuchan las voces del trío de Azul.
Azul 1 trata sin embargo de disculpar el comportamiento de sus compañeros y se mueve entre los vecinos mientras sus compañeros pregonan sus ideas en un ambiente festivo, comiendo las frutas y lanzando papeles al aire.

SER PEQUEÑITO AZUL 2.-
Mirando como esos
Desperdician tiempo allá
Lo malgastan malamente
Su cerebro no dá más
Comer, beber, jugar, gozar, vagar, dormir
Esto es un paraíso
Para que pedir ya más.

Tomados de las manos bailan y festejan mientras los vecinos no dan crédito a lo que ven sus ojos.

VERDE 2.-
¡No puede ser!

TODOS LOS VECINOS.-
¡No, no, no!
¡No puede ser, ¡no!
¡No puede ser!


SER PEQUEÑITO AZUL 2.-
El trabajo no es lo nuestro
Eso es para los demás
Yo no voy a limpiar nada
No tiene porque brillar
Ustedes son esclavos
Amo yo mi libertad
No cambio esto por nada
No me pueden obligar
Comer, beber, jugar, gozar, vagar, dormir
Esto es un paraíso
Para que pedir ya más.

VERDE 2.-
¡No puede ser!

TODOS LOS VECINOS.-
¡No, no, no!
¡No puede ser, ¡no!
¡No puede ser!

SERES PEQUEÑITOS AZULES 2 Y 3
Ya está bien, a descansar

Los vecinos no se rinden en su intento.

CORO DE OTROS SERES.-
Y trabajar…

Los de Azul mantienen su posición.

SERES PEQUEÑITOS AZULES 2 Y 3
¡No señor, ya está bien…
a descansar.

Otro día ya vendrá
Siguen insistiendo.
CORO DE OTROS SERES.-
Y a trabajar…

SERES PEQUEÑITOS AZULES 2 Y 3
¡No señor!,
ya  veremos que hay que hacer.


AUDIO: FIN DEL TEMA.

El lugar queda aún más desordenado que antes. La informal fiesta que acaba de culminar ha dejado sus trazos: más papeles por el piso, desperdicios y otras cosas que ellos mismos han lanzado al suelo, dan una apariencia caótica al territorio de los seres de Azul. La diferencia entre este lugar y el resto es aún más notoria.
Azul 1 es quien trata a duras penas, de mantener limpio y en orden el sitio y recoge los papeles que siguen lanzando sus congéneres.

SER PEQUEÑITO AZUL 1.-
¡Por favor, por favor!,  no tiren tanto papel ni lancen las semilla de las frutas que comen al piso. No se dan cuenta de lo feo que luce nuestro lugar. Aquí es donde debe colocarse todo el deshecho.

Señala una papelera, y mientras arregla algo, otro deshace lo que él acaba de arreglar o de limpiar.

SER PEQUEÑITO AZUL 3.-
Pero si todos lo hacen, ¡por qué no lo vamos a hacer nosotros también!

Azul 2 lanza inconscientemente una concha de fruta al piso y Azul 1 lo observa.

SER PEQUEÑITO AZUL 1.-
¡Mira, mira!… Un ejemplo más claro no puede haber sucedido ante nuestros ojos.

Azul 1 mira lo  sucedido y aprieta sus puños en señal de haber tomado una sabia decisión.

SER PEQUEÑITO AZUL 1.-
Alguien tiene que comenzar a poner orden… yo…

Azul 2 siente fastidio por la actitud de Azul 1

SER PEQUEÑITO AZUL 2.-
¡Por favor, po- por favor!

Azul 1 exhala un suspiro de impotencia y sigue en su labor de ordenar a pesar de no encontrar colaboración en ninguno de sus compañeros.
En esto se oye ruido de voces. Son las integrantes femeninas de los grupos vecinos que se acercan con grandes regalos entre sus brazos.
Los compañeros de Azul 1 se aprestan a recibir a las visitantes mientras a un lado se queda Azul1

SER PEQUEÑITO VERDE 2.-
¡Hola, hola, los de la casa! ¿Cómo se sienten por acá hoy? Nos agradaría muchísimo que aceptaran estos presentes.
Azul 3 está encantada.

SER PEQUEÑITO BLANCO 2.-
Sería un honor para nosotras que igualmente reciban esto de nuestra parte.

SER PEQUEÑITO AMARILLO 2.-
Quisiéramos que los guardaran como un recuerdo de este día.

Azul 3 va al encuentro de los visitantes y cuando se disponía con una gran sonrisa, recibir en sus manos los presentes, se adelantó Azul 2 y con una falsa amabilidad, es quien los toma.

SER PEQUEÑITO AZUL 2.-
¡Caramba, ca- caramba! ¿Y para que se mo- molestaron? No han de- debido hacerlo. En realidad, no sé si de- debería aceptarlo. ¡De verdad!

La acción con respecto a las palabras que dice es otra: toma cada regalo y aunque no puede con todos, de alguna manera se la ingenia para no dejar nada para nadie y sin agradecer a las visitantes se aleja un poco del grupo con todo lo recibido.
Su compañera se queda de una pieza y sin ningún regalo.
El ser Amarillo 2, con su cabello adornado con la flor blanca, ve a Azul 1 y se acerca a él.

SER PEQUEÑITO AMARILLO 2.-
¡Hola!, ¿Cómo has estado? Tenía algún tiempo que no te veía.
Azul 1 tiene el ánimo por el piso.

SER PEQUEÑITO AZUL 1.-
Es verdad, pero es que he estado muy ocupado.

Amarillo 2 se muestra sorprendida.

SER PEQUEÑITO AMARILLO 2.-
¿Ocupado?, ¿pero en qué?

Dice esto y señala el desorden que todavía se nota en el sitio.

SER PEQUEÑITO AZUL 1.-
Aunque no lo creas he estado ocupado.  Eso que ves… He estado tratando de que no sea así, pero es bastante difícil lograr que ellos se comporten de otra manera. Sin embargo debo seguir insistiendo en eso y en muchas otras cosas más. Quisiera que esto llegara a estar tan resplandeciente y ordenado, como el lugar que habitan todos ustedes.

Señala los sitios que rodean al suyo.

SER PEQUEÑITO AMARILLO 2.-
Eso que acabas de decir me agrada mucho. Sabía que eras diferente (TRANS) Toma, quiero que aceptes esto.

Se lleva las manos a su cabello y quitándose la flor blanca que lo adornaba, se la entrega. Él la recibe y sus manos no pueden evitar un leve roce. (CARRILLÓN) Acaricia la flor y habla con dulzura.

SER PEQUEÑITO AZUL 1.-
Es tan suave que parece ser parte de tu piel.

SER PEQUEÑITO AMARILLO 2.-
Jamás había escuchado algo tan lindo. Gracias.
Azul 1 se emociona.
                                         
SER PEQUEÑITO AZUL 1.-
Algo extraño me está sucediendo. Tengo sueños muy dulces, y ahora… esta sensación que siento cuando te veo, cuando estás cerca de mí, cuando siento el contacto de tus manos.

AUDIO: TEMA “AMOR SECRETO”
Azul 1 busca las manos de ella y los dos quedan mirándose fijamente, como si nada ni nadie existiera a su alrededor, como si un halo de luz únicamente los iluminara sólo a ellos dos convirtiéndose en testigo del nacimiento de este nuevo y lindo sentimiento.

SER PEQUEÑITO AZUL 1.-
Llegaste así,
No sé si te pedí
Ansiaba esa esencia en mi existir

SER PEQUEÑITO AMARILLO 2.-
Más cuando tu presencia
dio luz a mi vivir
quise vivir por tí
quise morir de amor, secreto.
Llegaste así,
Tu mundo es irreal
Soñando vas
No quieres despertar

SER PEQUEÑITO AZUL 1.-
Flotando estás y vives,

Vuelas tú,
Y sueño por tí

Y sueño ese amor, secreto.

Como una flor que se abre

Todo empezó, callado

Velando tu silencio en versos


SER PEQUEÑITO AMARILLO 2.-
Demora mucho más
Tu prisa por huir
Ya ves tu corazón
En sueños pinta amor, secreto.

Varios halos de luz de diferente color se van encendiendo poco a poco y van iluminando al resto de los seres, que desde donde están, miran a la pareja con ternura en sus rostros aunque sin comprender que cosa les está sucediendo, tanto a ellos como a la pareja, que siguen entregados el uno al otro. Rojo 1, se mantiene un poco apartado de lo que acontece, analizando al parecer la situación.
Azul 2 es otro que está alejado rodeado de regalos, sin interesarse por lo que pasa a su alrededor en estos momentos. El resto, sin saber como, se integran al momento que todos viven y que los envuelve. Algunos  han formado parejas como Verde1 y Verde 2, que se toman de las manos como enamorados.

S. P. AMARILLO 2 Y AZUL 1.-
La luna, el sol…

El resto se integra inconscientemente.

CORO DE SERES.-
… amando

S. P. AMARILLO 2 Y AZUL 1.-
Dan un concierto…

CORO DE SERES.-
… imágenes

S. P. AMARILLO 2 Y AZUL 1.-
Cierra el baúl de tus recuerdos

SER PEQUEÑITO AMARILLO 2.-
Y el beso tan sutil
Que dá tu soledad
Rocío y mar

CORO DE SERES.-
… juntan

SER PEQUEÑITO AMARILLO 2.-
La dulce miel de amor…

CORO DE SERES.-
…secreto..

La extraña sensación que se ha apoderado de todos se refleja en sus rostros.

SER PEQUEÑITO AZUL 1.-
Llegaste así…


SER PEQUEÑITO AMARILLO 2.-
No sé si te pedí




SER PEQUEÑITO AZUL 1.-

Ansiaba esa esencia en mi existir


LOS DOS JUNTOS.-
Mas cuando tu presencia dio luz a mi vivir

SER PEQUEÑITO AMARILLO 4.-
Quise vivir…


CORO DE SERES.-
… por tí,


SER PEQUEÑITO AZUL 1.-
Quise morir de amor…


CORO DE SERES.-
…secreto..


Un grande y sentido suspiro brota de todos los seres y llena todo el lugar.



TODOS LOS SERES.-
¡¡¡ Ahhhhhhh!!!


AUDIO: FIN DEL TEMA.



Algo desconocido ha conmocionado a los seres que hasta una lágrima es enjugada en alguna que otra mejilla. Blanco 1 y Blanco 2 que se habían tomado de las manos, se sueltan aunque claramente se nota que quisieran seguir así por más tiempo. Azul 2 y Azul 3 mueven sus cabezas como tratando de apartar algo desconocido y extraño que se hubiese querido apoderar de ellos.



Una voz rompe el dulce ambiente creado. El ser Azul 2 se acerca con un vaso de jugo en sus manos y con el índice de su mano derecha revuelve su contenido. Habla dirigiéndose a todos con ánimo de romper el romántico momento.



SER PEQUEÑITO AZUL 2.-
¿Y qué se, se supone están sin- sintiendo ellos? ¿A- alguien me lo pu- pu- puede explicar?


Rojo 1, es quien se adelanta a responder.
SER PEQUEÑITO ROJO 1.-


En realidad no lo sabría decir exactamente puesto que yo no he sentido eso que… al parecer pone tonto a la gente. Sino, mírenle las caras. ¿No les parece qué tienen caras de tontos?



Todos vuelven sus rostros hacia Azul 1 y Amarillo 2 que siguen contemplándose, como apartados de todo lo que les rodea.



SER PEQUEÑITO AZUL 2.-



¡Caras de ton- tontos! ¿No será una grave enfer- medad? Hay que tener mu- mucho cuidado. Esa expresión en sus rostros no me, me gustó nada… nada.



Verde 2, toma la mano de Verde 1 y habla con picardía.
SER PEQUEÑITO VERDE 2.-

No creo que sea algo maligno, ni mucho menos.     
Lo que si estoy segura es que … lo que sea, es          
muy con-ta-gio-so.


Verde 2  acaricia el rostro de su compañero en una forma de demostrar lo que ha nacido en su corazón por él.



SER PEQUEÑITO VERDE 1.-
Es verdad, nos hemos contagiado de la más dulce enfermedad que exista por estos alrededores.


Azul 2 en respuesta a lo que ocurre a su lado vuelve a tomar la palabra.



SER PEQUEÑITO AZUL 2.-

Más pruebas sobran se- señores. Por eso yo insisto en que es, este lugar está con- contaminado. ¿Será algo que tendremos que pa- padecer algunos o to- todos nosotros?


Rojo 1, que por unos instantes no había hablado, y dando breves y majestuosos pasos  sale de su silencio.








SER PEQUEÑITO ROJO 1.-

 Quizás si, quizás no.



Se escuchan comentarios entre los grupos. 
El ser Verde 2 no comprende la respuesta.

SER PEQUEÑITO VERDE 2.-
¿Qué quiere decir usted con eso? ¿No entiendo?  ¿Podría por favor, explicar con mayor claridad?

Rojo 1 le da una  lenta mirada  primero a ella y luego dirige su vista hacia el resto de los presentes.

SER PEQUEÑITO ROJO 1.-
Por supuesto, me explicaré y “por favor”, traten de entender. Así no perderé mi tiempo.

Unos  atentos  oyentes se aprestan a escuchar.

SER PEQUEÑITO ROJO 1.-
Alguien muy poderoso, llamémoslo… Dios, que desde su inmensa grandeza, nosotros le pareceremos unos… “seres pequeñitos”…

Una voz interrumpe nuevamente al guía.

SER PEQUEÑITO VERDE 2.-
¿Seres pequeñitos?

Rojo 1 logra a duras penas controlar la molestia que le causó la interrupción y continúa.

SER PEQUEÑITO ROJO 1.-
 … ¡SE-RES  PE-QUE-ÑI-TOS!.  Nos creó  y nos dio a cada grupo, estos hermosos lugares que ya conocemos. Unos con más riquezas que otros…

Dice esto y mira al territorio que pertenece al grupo de Azul y es nuevamente interrumpido.

SER PEQUEÑITO BLANCO 1.-
… y otorgándole excepcionales cualidades a otros.
Señalándose a sí mismo.
Rojo 1 mira fijamente por unos segundos a quien interrumpió su discurso y luego prosigue.

SER PEQUEÑITO ROJO 1.-
… con más “ganas” que otros para sacar mayor y mejor provecho a aquello que nos ha concedido nuestro…

No encuentra la palabra exacta y con sus manos busca señalar hacia alguna parte en particular, arriba, abajo, hacia los lados.


SER PEQUEÑITO ROJO 1.-

… ¿van entendiendo, me captan?



Blanco 2 no quiere quedar con dudas.


SER PEQUEÑITO BLANCO 2.-
Si pero, ¿Y qué papel jugamos nosotros aquí?, ¿Quienes somos nosotros?

AUDIO: TEMA “SERES PEQUEÑITOS”

BLANCO 1:
Somos seres pequeñitos,
Como duendecitos
Y un cuento bonito
Queremos hacer.

El resto de los Seres Pequeñitos se suman  señalan sus manos y cabezas.

SERES PEQUEÑITOS:
Y con estas herramientas
que Dios nos ha dado
con todas las ganas
las vamos a usar

Los Seres Pequeñitos femeninos mueven sus varitas de colores hacia un grupo de flores que cambian de color.
        
SERES FEMENINOS:
Un movimiento así…
Responden los masculinos.
  
SERES MASCULINOS:
 Pequeñitos.

SERES FEMENINOS:
Y trabajar como un…

Los Seres Pequeñitos masculinos arreglan con gracia, objetos en el lugar donde se encuentran

SERES MASCULINOS:
Duendecito.

SERES FEMENINOS:
Y ser feliz con u…

Acarician el rostro de su compañeros

SERES MASCULINOS:
 … na caricia.
Mostrando siempre u…

Muestran una hermosa sonrisa.

SERES FEMENINOS:
… na sonrisa

SERES MASCULINOS:
Enseñando alegría  y todos los días.

Alegres se toman de las manos y celebran sus sentimientos.

S. MASCULINOS: Vivir, sentir la felicidad 
S. FEMENINOS: en todas tus venas
S. MASCULINOS: Corriendo en tus venas    
S. FEMENINOS: sentir amor y amor
S. MASCULINOS: Sentir fuerza y amor porque tú y yo…  
S. FEMENINOS: porque, porque tú y yo…

TODOS LOS SERES:
Somos seres pequeñitos,
Como duendecitos
Y un cuento bonito
Queremos hacer

SERES FEMENINOS:
Nuestro premio será…

SERES MASCULINOS:
 la gran felicidad
de poder disfrutar

SERES FEMENINOS:
 lo que es lo nuestro
Mi canción llenará

SERES MASCULINOS:
 de luz el corazón

TODOS LOS SERES:
Y se iluminará…

SERES FEMENINOS:
Somos seres pequeñitos,
Como duendecitos

Ahora los Seres Pequeñitos masculinos son quienes mueven sus varitas de colores hacia las flores que cambian de color.

SERES MASCULINOS:
Un movimiento así…
Pequeñitos.

SERES FEMENINOS:
Somos seres pequeñitos,
Como duendecitos

SERES MASCULINOS:
Y ser feliz con una caricia.

SERES FEMENINOS:
Somos seres pequeñitos,
Como duendecitos

SERES MASCULINOS:
Mostrando siempre una sonrisa.

TODOS LOS SERES:
¡Somos seres pequeñitos!

AUDIO: FIN DEL TEMA.

SER PEQUEÑITO ROJO 1.-
(Aclara su garganta). Nosotros somos, por si no se han dado cuenta…

La última frase la dice y hace que suene como una indirecta cuando nuevamente dirige su mirada hacia el grupo Azul.

SER PEQUEÑITO ROJO 1.-
… nosotros, repito, somos los “seres pequeñitos” encargados de hacer las tareas que nos han sido encomendadas o asignadas, para beneficio nuestro, de nuestro territorio y para fortalecer…

Insiste en mirar al grupo Azul y pone un poco de más fuerza en su voz para concluir.
SER PEQUEÑITO ROJO 1.-
… y por si no se han dado cuenta nos han dado además estas varitas de colores para embellecer, cuidar y “honrar” todo aquello que tenga que ver con el lugar que habitamos.

Azul 1, quien sostiene aún la mano de su pareja, interviene animado, como si hubiese esperado precisamente este momento.

SER PEQUEÑITO AZUL 1.-
¡Exacto, correcto!, y para eso debemos utilizar todo lo que esté a nuestro alcance, nuestras manos, nuestra inteligencia. Unidos todos con amor y en paz, y así lograremos el éxito que premiará a la larga, nuestro esfuerzo, a todos nosotros y a cada uno en sus respectivos territorios.

Ahora surgen muchos más comentarios pero son interrumpidos por otra pregunta.

SER PEQUEÑITO VERDE 2.-
Pero, ¿Cómo aprenderemos todo eso? ¿Quién nos enseñará cómo saber si estamos haciendo lo correcto?

Otra voz con gran serenidad y autoridad vibra en el breve instante de silencio que hubo después de la pregunta anterior.

SER PEQUEÑITO VERDE 1.-
Te lo dirá tu corazón, te lo dirán tus sentimientos. Ten una íntima conversación contigo misma. Sólo así sabrás la respuesta que quieres saber.

Azul 3 quiere saber un poco más.

SER PEQUEÑITO AZUL 3.-
¿Y… qué cosa es esa que llamas, sentimientos?

AUDIO: TEMA “EL SER HUMANO”

SER PEQUEÑITO VERDE 1.-
Sentimientos… sentimientos… Eso es algo que tienen los “Seres Humanos”, algo que los hace sentir afecto, sentir amor, tristeza, la alegría que se puede sentir por algo. Poseedores de virtudes y defectos, sabiendo también que su imperfección es precisamente por… ser humano.

Comienzan a oírse preguntas que surgen del grupo.

SER PEQUEÑITO AMARILLO 2.-
¿Sabes qué es el Ser Humano?

SER PEQUEÑITO ROJO 1.-
¡La respuesta es imposible!


SER PEQUEÑITO VERDE 1.-
Nadie sabe el por qué.

Un misterio muy grande ha de ser.



Blanco 2 se dirige a Blanco 1, que está a su lado.

SER PEQUEÑITO BLANCO 2-
¿No parece “buena prenda”?

La respuesta no se hace esperar.

SER PEQUEÑITO BLANCO 1.-
Siempre habrá una “oveja negra”

Verde 2 afirma su posición acerca del tema.

SER PEQUEÑITO VERDE 2.-
En su fabricación
Es que nace la imperfección.

De acuerdo a la posición de cada quien respeto al ser humano se crean dos bandos entre la totalidad de los grupos. Unos defienden la parte positiva y otros la parte negativa que según ellos, caracteriza al ser humano  y se inicia un polémico intercambio de ideas.

SER PEQUEÑITO AMARILLO 1.-
¡Amargado!

SER PEQUEÑITO AZUL 3.-
¡Humorista!

SER PEQUEÑITO ROJO 2.-
¡Mediocre!

SER PEQUEÑITO AMARILLO 2.-
¡Excelente!

SER PEQUEÑITO BLANCO 1.-
¡Ignorante!

SER PEQUEÑITO VERDE 1.-
¡Sabio!

 SER PEQUEÑITO BLANCO 2.-
¡Cobarde!

 SER PEQUEÑITO VERDE 2.-
¡Valiente!

SER PEQUEÑITO AZUL 2.-
¡Cruel!

SER PEQUEÑITO VERDE 2.-
¡Compasivo!

A manera de conclusión…

SER PEQUEÑITO AZUL 3.-
¡También sabe odiar!

Surge la defensa
SERES PEQUEÑITOS FEMENINOS
¡Y también sabe amar!
¿Si lo sabes

TODOS.
Dilo?
¿Qué cosa es El Ser Humano?

Es tanta la contradicción existente que ellos mismos se confunden y los que antes defendían una postura ahora se encuentran defendiendo lo contrario cara a cara.

S.P. AZUL 1 Y ROJO 2.-
¡Serio!

S.P. BLANCO 2 Y ROJO 1.-
¡Burlista!

S.P. AMARILLO 2 Y VERDE 2.-
¡Honesto!

 S.P. VERDE 1 Y BLANCO 2.-
¡Corrupto!

Azul 2 pega un salto y disimula al escuchar el término anterior.
Continúa la polémica.
S.P. AZUL 2 Y ROJO 2.-
¡Laborioso!

S.P. AMARILLO 2 Y BLANCO 1.-
¡Muy flojo!

S.P. AMARILLO 2 Y AZUL 3.-
¡Pacifista!

S.P. BLANCO 2 Y VERDE 2.-
¡Guerrero!

S.P. AZUL 3 Y ROJO 2.-
¡Un santo!

S.P. VERDE 2 Y AMARILLO 1.-
¡El Diablo!

CORO MASCULINO.-
¡También sabe odiar!

CORO FEMENINO.-
¡Y también sabe amar!

Unos reafirman su posición
CORO MASCULINO.-
Somos..

 CORO MASCULINO.-
… seres…

CORO FEMENINO.-
… seres…

Algunos  aún no están completamente.

CORO MASCULINO.-
… ¿somos?

Y la confusión se apodera de todos.

TODOS.-
¿Qué soy yo?
¿Qué soy yo?

SER PEQUEÑITO AMARILLO 2.-
¿Sabes qué es el Ser Humano?

SER PEQUEÑITO ROJO 1.-
¡la respuesta es imposible!

SER PEQUEÑITO VERDE 2.-
Nadie sabe el por qué,

Se convencen unos a otros.
TODOS.-
Ser humano, ¡Qué difícil!
Eso somos tú y yo.

AUDIO: FIN DEL TEMA

Concluye la polémica exposición acerca del ser humano y todos se observan ahora con cierta desconfianza, como si estuvieran descubriendo algo en ellos mismos que antes no lo habían notado.
El guía Verde 1, deja escuchar su opinión conclusiva.

SER PEQUEÑITO VERDE 1.-
Aunque lo crean o no, y aunque lo quieran o no, todos somos seres humanos.

Todos los seres pequeñitos luego de escuchar estas palabras se dirigen hacia sus  territorios.
Amarillo 2 camina al lado de Azul 1 y tomándolo de la mano le hace una pregunta.
SER PEQUEÑITO AMARILLO 2.-
Que interesante  ha resultado todo esto de saber que somos seres humanos pero, ¿una cosa trae como consecuencia otra?

Azul 1 detiene su andar y responde con curiosidad

SER PEQUEÑITO AZUL 1.-
¿Y cuál es esa cosa que es consecuencia de saber que somos seres humanos?

SER PEQUEÑITO AMARILLO 2.-
Mira. Desde el punto de vista general, todos somos seres humanos pero, ¿Quién eres tú y quién soy yo? ¿Cómo debo llamarte cuando quiero saber de tí o tú de mí, o de cualquiera de ellos?

Seguidamente Amarillo 2 dice con voz fuerte.

AMARILLO 2.-
¡Ser humano!

Todos los seres voltearon hacia ella inmediatamente.

AMARILLO 2.-
Te das cuenta. ¡Atenderíamos todos a la vez!

SER PEQUEÑITO AZUL 1.-
Es cierto, tienes mucha razón en eso.

AMARILLO 2.-
Tendríamos que identificarnos con algo que nos diferencie unos de otros.

Azul 1 se queda pensando un instante.

SER PEQUEÑITO AZUL 1.-
Humm, a ver, yo podría compararte con esas flores blancas que crecen en aquellos lugares húmedos y que adornan tu cabello. Podría llamarte… Branca.

Branca sonríe al escuchar el nombre.

BRANCA.-
Me gusta, suena lindo… Branca. Desde hoy me llamaré Branca.

Los otros seres que estaban cerca y pudieron escuchar la conversación, llaman al resto y todos ahora escuchan con atención a Branca.

BRANCA.-
Y yo a ti, que veo ese arrojo y esa ganas de hacer, que tienes esa gran valentía… Valiente, ¡eso es!, te llamaré Valiente.

Al oír esto el resto se miran uno a uno y dan su aprobación con un movimiento afirmativo de sus cabezas.
Rojo 1, toma la palabra y se dirige hacia Rojo 2.

SER PEQUEÑITO ROJO 1.-
Siguiendo entonces con esa idea… a usted, por haber sido la primera persona en encontrar el objeto la llamaremos ¡Eureka!, ¿Qué le parece?

Eureka, responde entusiasmado.

EUREKA.
Bien, bien. ¿Eureka?, me parece muy bien. Ahora, yo lo veo a usted como nuestro máximo representante, como nuestro más grande líder, y siempre lo seguiremos. Por eso esperamos que siempre lo haga de la manera correcta. Usted será nuestro Emblema.
Emblema agradece.

EMBLEMA.-
Le agradezco sus palabras y su confianza Eureka pero debo decir que en algunas oportunidades puedo tener fallas, recuerden que soy “un ser humano”

Y vuelven a reír todos.

El resto ha observado todo lo que ha acontecido y algunos se les ve en actitud de buscar en sus pensamientos  algo que pueda servir para su propio nombre.
Verde 2, la gordita, es  ahora quien toma la palabra.

SER PEQUEÑITO VERDE 2.-
Veamos que se le ocurre a la “mente privilegiada” de nuestro maestro aquí presente para nombrarnos a cada uno de nosotros.

Verde 1 camina con lentitud hacia el grupo y habla.

SER PEQUEÑITO VERDE 1.-
Antes que nada debo agradecer el que usted alabe mi mente privilegiada y creo que me gustaría llamarme así, Mente.

Mente se aproxima y le da un pequeño y suave apretón en una mejilla a Verde 2

MENTE.- (CARIÑOSO)
¡Hey, gordita!, eres muy graciosa. ¿Te gustaría el nombre de, Mejilla?

Mejilla se toca el lugar que acaba de apretarle Mente y responde.

MEJILLA.-
¿Si es una manera de acariciarme?, Pues, sí. Mejilla me agrada mucho.

El grupo restante ha seguido dándole el visto bueno a todos los nombres que hasta ahora han escuchado y vuelven sus cabezas  hacia los que todavía no lo tienen.
Branca se va del lado de Valiente y camina hacia su grupo colocándose junto a su compañero Amarillo 1 que estaba entretenido jugando con una pelota grande de papel.


BRANCA.-
¿Con cuál nombre llamaremos al señor jugador?

VALIENTE:
Esto está muy claro. Jugador con bola de papel… humm, ¿Y si a él lo llamamos Balón?. ¿Puede ser?

En otro grupo se ve a Blanco 1 en una actitud de no querer oír la palabra que acaba de nombrar Valiente en ese momento.

Amarillo 1 mira la bola de papel, la lanza al aire y le da con uno de sus pies y responde mientras todos ven sus movimientos.

BALÓN.-
Exactamente, es lo que quería, pues me gusta el juego; me llamaré Balón
                                        
Y sigue dándole con los pies a la bola de papel.
Blanco 1 da con el puño de su mano derecha en la palma de su mano izquierda. al parecer perdió el nombre que quería para él.
Mientras el resto observa a Balón, Blanco 2 se acerca a Blanco 1

BLANCO 2.-
¿Qué pasó que quedaste tan compungido? ¿Acaso ese era el nombre que querías para ti?
Blanco 1 acepta resignado.

BLANCO 1.-
Algo así, pero encontraré uno apropiado que me guste.

La bola de papel va a parar a los pies de Blanco 2. Ésta la toma con sus manos y la lanza hacia un lado de Blanco 1 quien hace un movimiento rápido. Se estira y la  atrapa. Mira la bola y sonríe a Blanco 2.

BLANCO 2.-
¡Qué agilidad!, ¡debajo de un arco no dejarías pasar ninguna!

A Blanco 1 le brillan los ojos de contento.

BLANCO 1.-
Lo dijiste, ¿ves? Tú dijiste mi nombre. ¡Arco! Me llamaré Arco. ¡Ah, y tú te llamarás Aurora, como esa luz que vemos antes de que sale la luz que ilumina el día.
Aurora se le queda mirando.

AURORA.-
Es agradable ver la felicidad reflejada en el rostro de las personas y veo que estás feliz Arco. Debo darte las gracias por haber escogido un nombre tan hermoso para mí.

AUDIO: TEMA “NOMBRES”

Valiente toma la mano de Branca.

VALIENTE:
                                   Tu nombre es la canción
                                      Que siempre cantaré
                                      La música es tu voz,
Es tu querer
Branca responde a Valiente
BRANCA:
                                         Mañanas llegarán
                                        Con luces de color
Aromas del azul
De inmensidad.

Mejilla se coloca junto a Mente.

MEJILLA:
                                   Tu nombre es la canción
                                     Que siempre guardaré
                                        Con notas pintaré
Sólo tu amor

                                         MENTE:
                                      Y ya no habrá poder
                                      Que logre confundir
                                      Tu nombre es tu ser,
Es tu querer.

Mente le da un apretón cariñoso en la Mejilla.
El resto busca su varita y se acercan al grupo.

                        TODOS LOS SERES PEQUEÑITOS:
                          Serías pasión, serías valor o libertad
                       O alguna flor que me diera su aroma ¡si!
                                 Serías la paz en suave abril

Señalan a Eureka con las varitas de color y aparece el nombre en la camisa.

 Exclamación,

Igual ocurre con Emblema Sinceridad, fuerza total

y con Aurora                    O la luz que nos orienta al amanecer
y con Balón y  Arco          Quizás ganar, quizás perder.
                                         Tu nombre es la canción

y a Valiente, Branca, Mente y Mejilla.

                                      Que siempre pintaré.

AUDIO: FIN DEL TEMA.
        
Alegres y contentos con su nombre en sus franelas se retiran hacia sus territorios.

En el centro están los dos seres de Azul que aún no tienen nombre, conversando acerca de todo lo que han visto.

AZUL 2.-
Al pa- pa- parecer, solamente falllll- tan nuestros nombres.

Y comienzan a recordarlos. A medida que van oyendo sus nombres, los nombrados  hacen una especie de saludo.

AZUL 2.-
Eureka, Emblema…

AZUL 3.-
…Mente, Mejilla…

AZUL 2.-
…Branca, Balón…
AZUL 3.-
…Arco, Aurora…

Una gran envidia demuestra Azul 2 cuando llega al nombre de su compañero.
AZUL 2.-
Te, tenemos hasta un, un Valiente en nuestro gru, grupo.

Azul 2 comienza a mofarse de la manera  en que Branca se  expresó.

AZUL 2.-
… veo ese  arrojo y esa ganas de hacer que tienes, esa gran valentía … Valiente, ¡eso es!, te llamaré Va- Valiente.

Azul 3 interviene con seriedad.

AZUL 3.-
¡Aja!, ¿Cómo que te molestan esas manifestaciones de cariño hacia Valiente?

Azul 2 se molesta por lo que ha dicho Azul 3.

AZUL 2.-
¡Claro que me mo- molesta. ¿Acaso es en ver- verdad un va- valiente? Oi- óiganla, óiganla, fíjense co- como cambia de opinión. Tú eres la que, que quieres ser la, la vedette del grupo.

Azul 3 decide bautizarse ella misma.

AZUL 3.-
Pues sí.  Yo soy la  principal de este grupo. Yo soy la vedette, y así me llamaré.

Azul 2 lo acepta sin convencerse y también y de una vez escoge el suyo.

AZUL 2.-
Suena in- interesante Ve- Vedette. Suena como extranjero. Así quiero que, que sea el mío, y si nnnn- no existe lo invento. ¿Qué les pa- parece, Vacío (Lo pronuncia con acento italiano)

Vedette no sabe su significado.

VEDETTE .-
¿Y qué quiere decir Vacío?
                                        
AZUL 2.-
Pues no, no sé. Pe- pe- pero…
Vedette se confunde.
VEDETTE.-
¿Un pepero? ¿Eso es lo que significa?
Azul 2 se molesta.
AZUL 2.-
¡No ga- gafita! No sé, PEEERO,
 suena di- diferente, importante. ¿O no?

Y repitiendo con gran orgullo su nombre con diferentes inflexiones, se va retirando hacia el bosque bajo la mirada curiosa de todos los seres.

AZUL 2.-
Vaccío…Vachío…Vaquío…Vacío… Vacío…


TERCERA PARTE

EL MISMO HERMOSO LUGAR.DÍA.

VARIAS CAJAS DE CARTÓN DE DIFERENTES TAMAÑOS, FLOREROS Y OTROS OBJETOS. LIBROS, 2 HOJAS DE PAPEL Y CARPETAS VARIADAS. ROPA CASUAL FRANELAS UNICOLOR CON LOS NOMBRES DE LOS PERSONAJES GRABADOS EN LETRAS GRANDES EN EL PECHO.  LOS NOMBRES (VACÍO Y VEDETTE), DEBEN ESTAR PEGADOS CON CIERRE MÁGICO. (NO GRABADOS). MESAS Y ASIENTOS (NO SILLAS)

Los integrantes de los grupos aparecen vistiendo ropa casual sin dejar de llevar los pañuelos que los ha identificado y llevan la misma combinación de colores en los nombres y las franelas. Lo mismo sucede en el resto de los grupos. Todos van calzados con tennis que combinen con el color de sus ropas.
(Vacío y Vedette son los únicos que llevan en sus franelas sus nombres en un tamaño más grande que los demás)
Con las varitas de colores todos los grupos exceptuando el grupo del centro, diseñan algo que los mantiene emocionados.
Eureka deja un momento su labor de diseño y en el centro de su territorio, levanta sus manos hacia arriba dando pasos lentos y pausados.

EUREKA.-
Pienso que hemos tenido muy buena fortuna en haber sido “traídos” a este fantástico lugar. ¿Cómo se llamará esto? ¿Tendrá algún nombre?

Emblema se hace la misma pregunta.

EMBLEMA.-
Es cierto Eureka, ya tenemos tiempo en él y no sabemos cuál es su nombre o algo con el cual podamos identificarlo.

El resto de los seres, que desde sus territorios han escuchado el comentario, vuelven sus cabezas hacia ese lugar.
BALÓN.-
¿Y eso nos diferenciaría en algo?, ¿Acaso no somos todos iguales?

La respuesta llega desde el segundo territorio

MENTE.-
Por supuesto que somos iguales Balón. El color de nuestro cabellos, el de nuestra piel, que no nos hace mejores ni peores. Quizás la diferencia esté en como nos entreguemos al trabajo, a nuestros deberes y a nuestra familia, y para con nuestro…

Mente vacila un poco al no encontrar la palabra apropiada y que quiere pronunciar. Eureka aprovecha esto para recordar su posición al respecto.

EUREKA.-
Se dan cuenta, hasta la prodigiosa mente de Mente no encuentra la palabra con la cual podemos nombrar éste, ése o aquel otro sitio en el que vivimos.

Luego de un breve murmullo general, Mejilla interviene.
                                        
MEJILLA.-
Habrá que buscar un nombre “rimbombante”, uno que represente la importancia del lugar que lleve esa denominación.

Mente no está de acuerdo.

MENTE.-
¡No!, no necesariamente tiene que ser ostentoso ni mucho menos Mejilla. Hay que tener presente que el sitial que tendrá en un futuro se deberá al cuidado que le profesemos los seres que en él vivimos y porque además, para eso nos colocaron aquí.

Emblema quien caminaba y pasaba en ese momento frente al territorio de los de Azul, esta vez sin mirarlos siquiera, agrega al  comentario anterior…


EMBLEMA.-
No está de más repetirlo. “Del esfuerzo, del cariño, del respeto que se merece cada… país”.

Apenas la palabra país dejó de sonar, hasta los que no estaban prestando atención en este momento, vuelven sus rostros hacia Emblema y sus voces se escuchan fuertemente al mismo tiempo.
                                         
TODOS LOS SERES PEQUEÑITOS.-
¿CÓMO DIJO?

Emblema se sobresalta, lo que le provoca un traspiés causado por la inesperada y sonora pregunta.

EMBLEMA.-
¡Caramba!, no me imaginé que la palabra “país” los iba a impresionar tanto. Ni siquiera sé como se me ocurrió. Viendo la magnitud, lo grandioso de todo esto pues…

Como siempre, alguien lo interrumpe.  En esta oportunidad es Aurora.

AURORA.-
¡País¡, Suena muy interesante Emblema, tiene fuerza, mucha fuerza.

Se oye un murmullo general que Emblema calma mientras busca colocarse en el centro de su territorio.
EMBLEMA.-
Calma por favor, calma. Ahora quiero su atención, por favor…

Logra el silencio y la atención pedida

EMBLEMA.-
Pienso que desde ahora en adelante debemos llamar con la palabra “país”, al lugar que habitamos. ¿Estamos todos de acuerdo?

La totalidad de los seres están de acuerdo con la propuesta y sin saber porque, y llevados por un movimiento involuntario que hasta los asombra, levantan su brazo en señal de aceptación.

TODOS LOS SERES.-
¡Por qué no!
¡Muy bien!
¡Me gusta!
¡Suena bien!
¡Excelente!

Vacío, que no pierde un movimiento y gesto de Emblema , aún con su brazo en alto interviene dando unos pasos imitándolo.

VACÍO.-
Y creo que, que también he, hemos inventado lo que, que po, po, podría llamarse… “la señal de costumbre”

Mejilla mira de soslayo a Vacío, que le antecedió en la palabra e inicia su intervención caminando hacia los lugares que refiere en sus palabras.

MEJILLA.-
Quiere decir que… ¿Ése es su país, aquellos son sus países?, y… ¿éste es nuestro país?

Todos siguen con interés el movimiento de Mejilla y asienten con gestos acompañados con un suave murmullo.
Emblema vuelve a tomar la palabra.

EMBLEMA.-
En primer lugar le confirmo la pregunta que hizo cuando me interrumpió… Aurora, y en segundo lugar… Está muy bien que cuando se vayan a referir a su país usen la expresión “mi país o nuestro país. No, “este país”. Dicho de esa manera pareciera que no se está demostrando la importancia y amor que le debemos. Pareciera que quisiéramos estar de lado, ajenos a todo lo bueno y… lo  “no bueno” que ocurra en él. Es un tono un poco, como para “escurrir el bulto” y no establece la conexión de propiedad. ¿No les parece mejor la expresión… “Mi país”, “nuestro país”? ¿O es que acaso no continúa siéndolo, esté como esté?
                                        



La mayoría aprueba  lo dicho y lo hacen en voz alta y mirando hacia el territorio de los de Azul.


SERES PEQUEÑITOS.-
¡Hay mucha razón en eso!
¡Así es cómo debe ser!
¡Yo estoy de acuerdo!

Vacío y Vedette sienten las miradas de los que los rodean como cuchillos  rasgando su piel, y dan unos pasos hacia atrás dentro de su “país”. Vacío se separa un poco de sus compañeros cuando Mente, adelantándose, toma la palabra

MENTE.-
Se me ocurre una idea.
Mejilla se le coloca al lado.
MEJILLA.-
¿Una idea, y cuál es esa idea Mente?

Mente aprieta una de las mejillas de Mejilla.

MENTE.-
Yo diría mi querida Mejilla, que para que se pueda lograr el crecimiento que queremos de cada país, de “nuestro país”, tendría que comenzarse, en primer lugar, por sentir un gran orgullo por él, por ese sitio en el que vivimos, al sitio al que fuimos asignados…

Valiente al comenzar a oír lo dicho por metro da  unos pasos y con sobrada emoción continúa la idea.
VALIENTE.-
… si no está fuertemente arraigado en nosotros ese sentir, creo que tiramos por un barranco a nuestro país y con él caeremos nosotros también.

La mayoría no cree haber oído estas palabras surgidas de los labios de un ser de Azul y la incredulidad y el asombro se nota en sus gestos y rostros.
Solamente Branca, acercándosele le brinda su apoyo y ánimo.

 BRANCA.-
¡Qué hermosa manera de pensar!, estoy totalmente de acuerdo contigo Valiente.

Valiente le agradece el gesto.
Emblema es punto de atracción nuevamente.

EMBLEMA.-
Bien, entonces comencemos a “desarrollar nuestro país”

AUDIO: TEMA “MI PAÍS”
Y comienza un gran movimiento y ajetreo en todos los países, iniciado por los seres de Rojo y seguido por los demás. Todos buscan las varitas de colores y con ellas  en sus manos van señalándose ellos mismos y lugares de sus respectivos países

EMBLEMA.-
¡Qué grande es mi país!

MEJILLA.-
¡Viva nuestro país!

MENTE.-
Qué el viento sepa de mi felicidad…

 BALÓN.-
… bajo mis pies, mi tierra, mi todo.

Exceptuando a Valiente, que se va integrando aunque con sus manos vacías, el resto de sus compañeros, igualmente sin nada en sus manos, se mueven con gran lentitud, con marcado y notorio desgano, siendo casi observadores de lo que sucede a su alrededor. El resto de seres femeninos se les ve emocionadas.

SERES FEMENINOS.-
Mil manos te acariciarán

Valiente  anima con marcado entusiasmo al grupo masculino.

SERES MASCULINOS.-
Mil voces te agradecerán.

SERES FEMENINOS.-
La Luna, el Sol
Vienen a tí

SERES MASCULINOS.-
Dándote abrigo
luz y pasión.

TODOS JUNTOS.-
Déjame quererte
Déjame entregarte mi canción

Branca  se destacan dentro del grupo femenino.

BRANCA.-
Sé mi gran tesoro…
Mi guarida, sombra de mi hogar

Cada pareja va a su país y recogen frutas y productos comestibles que los identifican.

TODOS JUNTOS.-
Muestra tus caminos
Colorido de felicidad
Tu fauna, tu flora
Adornan tu soberana piel.

SERES FEMENINOS.-
Perdurará toda tu grandeza
Al progreso y civilización.
Infinito honor
Es pertenecerte
y en ti volvería mil veces a nacer.

TODOS JUNTOS.-
Déjame quererte
Déjame entregarte mi canción
Sé mi gran tesoro,
Mi guarida, sombra de mi hogar

Vacío y Vedette están emocionados señalando los lugares y las cosas hermosas que se encuentran en cada país vecino al suyo y que ahora resaltan con mayor claridad. Mientras tanto la alegría que ha llenado los corazones de los seres es demostrada plenamente con mas actividad de la acostumbrada. Arreglan, limpian, decoran en su empeño de mejorar cada vez más el territorio que ahora conocen como su país.

                                         TODOS JUNTOS.-
Déjame quererte
Déjame entregarte mi canción
Sé mi gran tesoro,
Mi guarida, sombra de mi hogar
Muestra tus caminos
Colorido de felicidad
Tu fauna, tu flora
Adornan tu soberana piel.

SERES MASCULINOS.-
Perdurará toda tu grandeza
Al progreso y civilización.
Infinito honor
Es pertenecerte y en ti
volvería mil veces a nacer.

Valiente demuestra toda la emoción que siente e interviene en esta alegría colectiva.

TODOS JUNTOS.-
Déjame quererte
Déjame entregarte mi canción
Sé mi gran tesoro,
Mi guarida, sombra de mi hogar

VALIENTE.-
¡Qué grande es mi país!

La fuerza llena las voces de los emocionados seres.

TODOS.-
¡Viva nuestro país!
¡MI PAÍS!

AUDIO: FIN DEL TEMA

la diferencia entre los países con el país del centro en marcadamente notoria. Luego de la exaltación que hizo cada uno, de lo que representa para ellos su país, surge la reflexión sobre el país del centro. El habitado por los seres pequeñitos de pañuelo Azul. La causa es debido a la falta de ánimo que demuestran por su propio territorio y el deterioro en que se encuentra.

Arco como quien no quiere la cosa, se acerca a los de Azul donde, como de costumbre, Vacío y Vedette descansan y Valiente se dedica a las labores cotidianas de limpieza.
ARCO.-
¡Buenas tardes! ¿cómo les va?

Vacío es quien primero se pone de pie y revisa con la mirada al recién llegado creyendo que éste trae algún regalo. Vacío come de una fruta envuelta en papel a la cual da unas mordidas.
VACÍO.-
Muy bien, mu, muy bien, ¿qué se le o, ofrece?



ARCO.-
No, nada en particular Vacio, sólo que admiro muchísimo su país; sin dejar de sentir lo mismo por el mío, ¡no señor!, pero decir la verdad de lo que se siente no es un pecado, sin embargo…

Señala el desorden que aún está a la vista.

ARCO.-
… creo que lo podrían tener en mejor estado, poner un poco más de dedicación en su cuidado. ¿No les interesa? ¿Ustedes no han encontrado?…

Vacío mira hacia donde Arco ha señalado y responde como si él no es el responsable de lo que está a la vista de todos.

VACÍO.-
¿La manera de mejorarlo?  ¿Quiere que, que le diga algo A- Ar- Arco? Que vu- vuelque en este momento todo lo que lle- llevo por dentro? Mire, ya no sé que ha- hacer ni que decir pa- para que “esto” marche como debe ser, co- como  yo quiero y deseo con to- toda mi alma…

Al escuchar a su compañeros Valiente intercambia miradas de desaprobación pero se mantiene en silencio.

VACÍO.-
… he puesto el ma- mayor de mis es- esfuerzos en orientarlos.  Usted no se ima- imagina las “cam- campañas de conserva- conservación con que prácticamente he “bom- bom- bombardeado” a esta gente. Pe- pero usted puede ver. Todo ha sido i- inútil. ¡Es que en este país!

En el gesto de Arco se puede notar claramente que no le agradó el término “en este país” usado por Vacío.


ARCO.-
Me imagino Vacío, pero no debe cesar en su empeño. Es muy importante el interés que se tenga por todo lo tiene que ver con uno. No debe abandonar su lucha.

Vacío adopta el papel de víctima delante de Arco.

VACÍO.-
Si supiera que a veces he, he pen- pensado en renunciar a lo, a lo que usted bien ha lla, lla- llamado, lucha, a esa entrega en cuer-po y alma a la que me, me he dedicado. Pero mi, mi, mi amor por “este país” es muy grande.

En ese momento de su cháchara, Vacío tira al piso que acaba de limpiar Valiente, el papel que  envolvía la fruta.
Valiente no logra reprimirse y se molesta con él.

VALIENTE.-
¡Mire¡ Señor luchador!. ¿Puede hacer el favor de recoger el papel que acaba de tirar al piso?

Vacío oye la voz y sin inmutarse se hace el loco y responde con velocidad.

VACÍO.-
¡Ah! ¿El papel? ¿Cuál papel? Ése ya estaba ahí, y si estás apu- pu- apurado recógelo tú. (TRANS) No le digo, no apren- no aprenden. Es que ¡en este país!

Mejilla y Balón se suman a la conversación. Igualmente se acerca al grupo Vedette.

MEJILLA.-
Y acerca de las costumbres de su país, de su folklore, ¿qué me puede decir?

Vedette se entromete y es quien responde.

VEDETTE.-
¡Es horrible Mejilla, es ho-rrible!

Los visitantes presentes cruzan miradas de asombro. Jamás se imaginaron una respuesta semejante.

VEDETTE.-
Lo cambiaría gustosa por el de sus países. ¡Eso si vale la pena!

Balón, impresionado aún, expresa su opinión sobre el tema planteado.

BALÓN.-
Vedette, con esa respuesta suya sé que quizás lo que le voy a decir, usted no le de la menor importancia pero, sepa que su folklore es muy apreciado en nuestro país, y los estudiosos del tema lo tienen en muy buen concepto.
Branca apoya a Balón.

BRANCA.-
Y en el mío también Balón. Pienso que su respuesta está basada en un gran desconocimiento de lo que ustedes tienen. No hay otra explicación posible.

Vacío trata de defender la posición de su compañera y la suya propia, levantando la voz.

VACÍO.-
Po- Por favor, discúlpenla, dis- discúlpenla. ¡Claro qué sé lo, lo que hay en “este país”! Cómo no, no voy a sa- saberlo.

Llegado este momento, ya el resto de los seres presta atención a la conversación dejando por un momento las labores que realizaban.
Arco que encabezó el grupo de visitantes da unos pasos lentos, frota sus manos  haciéndolas sonar.
                                         
ARCO.-
¡A ver, a ver!, ¿Puede nombrar alguna fiesta popular? ¿Alguna que recuerde una fecha importante?

Vacío quiere seguir siendo protagonista y conocedor de lo  que se está hablando y da unos pasos igual que lo hizo su interlocutor, y frota sus manos de igual forma, antes de responder.

VACÍO.-
¡Có- como no! Tenemos… este… ¿Có- como es que se llama? Es muy cono-conocida y hasta la enseñan a nuestros ni- niños en los colegios… ¡Ah ya sé!, ¡HA, HALLOWEEN!

Los seres del primer país no pueden reprimir un grito de sus gargantas casi tan fuerte como el que lanzó Vacío.

SERES PEQUEÑITOS ROJOS.-
¡¡¡ QUÉÉÉÉÉÉÉ !!!

Y del mismo grupo se escucha una sorprendida voz.

EUREKA.-
¿Qué la fiesta de Halloween es de ustedes?

Vacío refuta a Eureka.
VACÍO.-
¿Qué no es? ¿Y enton- entonces porqué en “este pa- país” se celebra y hasta en los colegios se pro- programa religiosamente to- todos los años?

Arco no queda satisfecho.
ARCO.-
Falta de información seguramente, pero sigamos probando. ¿Sabe de otra fiesta que si sea verdaderamente suya?

Vedette intervine nuevamente y trata de rescatar a su compañero del mal trance por el que está pasando.

VEDETTE.-
Disculpen, disculpen a mi compañero. En realidad él no está muy enterado del tema debido a sus innumerables ocupaciones. Yo si soy una persona dedicada pues a todo lo que tiene que ver con “este país”, y pues yo diría que, otra celebración que es muy nuestra es, el Día de Acción de Gracias.

Emblema y Eureka no pueden reprimir otro grito que brota de sus gargantas.

SERES PEQUEÑITOS ROJOS.-
¡¡¡ QUÉ QUÉÉÉÉÉÉÉ!!!

Branca interviene en la conversación sobresaltada por el grito exagerado sus vecinos. 

BRANCA.-
Bueno, al parecer ustedes no están claros en lo que es suyo y lo que no es. Yo les puedo decir que tengo muy buena información sobre la festividad de Corpus Christi, que se conoce a través del ritual mágico-religioso de los Diablos Danzantes y que para dicha fecha se fabrican unas máscaras fabulosas de gran belleza. ¿Es cierto?

Vedette no sabe que responder, se encuentra absolutamente en blanco.
Vacío envalentonado por la descripción de Branca intenta ratificar lo dicho por él mismo momentos atrás.

VACÍO.-
Eeeeeeso es lo, lo mismo que, qqqque yo dije hace un mo- momento. Lo de las fabulosas más- máscaras y los diablos y las bru- brujas.

Al escuchar la palabra “brujas”, los de Rojo que aunque habían reanudado sus labores se mantenían atentos a las intervenciones de sus vecinos, se detienen instantáneamente. Vacío capta el movimiento e inmediatamente baja un poco la voz mirando de soslayo hacia el grupo Rojo.

VACÍO.-
 ¿Eso no, no, no es lo mismo que, que la No- noche de Hall?…

Los de Rojo hacen un defensivo movimiento de sus cuerpos al unísono y Vacío detiene  sus palabras  en seco dando unos pasitos hacia atrás.
Vedette quien era la interpelada, responde la pregunta que le fue realizada.

VEDETTE.-
¿Corpus qué? ¡Ah! si, ya recuerdo. Eso, pues… no sé… me imagino que… no, digo… si… pero…

Valiente sale de ser simple observador y luego de haber escuchado todo lo planteado, se acerca al grupo.

VALIENTE.-
Sí, es cierto. Esa fiesta pertenece a nuestra tradición y tenemos muchas otras tan importantes y tan hermosas como la que usted se ha referido.

Mejilla que se había mantenido aparte, interviene y lo hace dirigiéndose a Valiente.

MEJILLA.-
¿Pero por qué son tan desconocidas por ustedes si tienen tanta importancia en la cultura de su país? ¿Nos lo podrías decir Valiente?

Valiente es ahora el centro de atracción. No quiere perder la oportunidad de decir a viva voz lo que tiene atragantado desde hace mucho y que quiere salir de  su boca.

VALIENTE.-
La  respuesta en muy sencilla. En “nuestro país” no le tenemos cariño a nuestras costumbres. No podría decir desde cuando y como comenzó pero lo estamos viviendo y más aún, lo estamos sufriendo.

Sus palabras van acompañadas de sus gestos cuando señala su país que no luce como a él le gustaría que estuviera. Todos prestan atención a Valiente.

VALIENTE.-
Es triste reconocer lo que estoy diciendo pero es la cruda realidad. Miramos hacia arriba, hacia abajo, hacia los lados y no somos capaces de seguir el ejemplo de trabajo y esfuerzo que hacen los demás por sus países. Aquí, en mi país hasta utilizamos el término “folklórico” para referirnos despectivamente,  a cualquier comportamiento, supuestamente ridículo,  cursi o estrafalario, descalificando al país y al folklore mismo. (TRANS) Despreciamos nuestras costumbres y adoptamos las que no son simplemente porque vienen de otro lugar, porque pensamos que son superiores a las nuestras, sin analizar que la posición privilegiada en que se encuentran esos países es precisamente por el esfuerzo que han hecho  en resaltar y defender todo aquello que les pertenece.

Lo dicho por Valiente ha emocionado a todos los presentes y aplauden con gran sinceridad.
El líder Mente toma la palabra desde su país, y con una varita de color amarillo realiza el mágico movimiento y aparecen dos grandes torres de libros, una más pequeña que la otra.

MENTE.-
Aplaudo y felicito con mucha emoción en mi corazón todo lo expuesto por usted, mi querido amigo Valiente.

Coloca su mano derecha sobre la torre de libros de mayor tamaño.

MENTE.-
Esto que ustedes ven aquí, es la recopilación de todo lo que ha transcurrido en nuestro país desde que El Creador, nos colocó aquí para beneplácito nuestro.

Ceremoniosamente coloca su otra mano sobre la segunda torres de libros, notoriamente mas pequeña.
                                         
MENTE.-
Y esto que aquí también pueden ver, es lo ocurrido en cada uno de sus países desde que El Creador los colocó en ellos para beneplácito de ustedes.

Un sordo murmullo se deja escuchar en el ambiente.
Desde el país de los de blanco se escucha una voz y tras un mágico movimiento con otra varita de color, aparecen dos torres semejantes a las del que habló anteriormente.

AURORA.-
Aquí pueden ver lo mismo. Ésta encierra todo lo referente a nosotros y ésta… todo acerca de ustedes.

Mientras, en el resto de los demás países aparecen torres idénticas y se dice lo mismo. En el país de los de azul se nota un movimiento extraño en ellos. Vacío y Vedette mueven las manos sin tener varitas de colores y luego de una búsqueda por todos los rincones del país logran hacer una gran torre, de mucho mayor tamaño que las vistas anteriormente en los otros países. Mejilla, luego de haber escuchado a los demás, pregunta a los del centro.


MEJILLA.-
¿Y ustedes?, ¿dónde están los libros en los cuales está asentado todo acerca de su rico y hermoso país?

Vacío, sonriente cuchichea con Vedette y da unas palmadas para llamar la atención de todos y alisa su franela con orgullo donde resalta su nombre.

VACÍO.-
¡Ejem! ¡Su atención señores po- por favor! Pa- para aquellos que hayan pensado que, que nosotros no tendríamos la mis- misma cantidad de libros, les diré, y escu- escuchen bien, que se equivocaron. Se llevarán la más gra- grannde sorpresa del nuevo milenio.

Todos se ven las caras con asombro.

VACÍO.-
¿Milenio?, ¡Qué grande soy! Pri- primero fue la, la señal de costumbre y ahora la, la palabra “mi-le-nio” ¡Qué gran- qué grande soy! (TRANS) Bueno, co- como venía diciendo.

Busca y recoge una ramita retorcida del piso e imitando los movimientos hechos por quienes lo precedieron, señala  con gran satisfacción la gran torre de libros que  está a su lado.

AUDIO: TEMA “MIREN BIEN”

VACÍO.-
¡Miren bien!,
miren bien esta belleza
es todo grandeza
fue un gran esfuerzo
quemé mis pestañas, he ahí…
mi gran trabajo, mi labor.

Vedette no pierde la oportunidad e interviene tratando de tener igual participación y dramatiza con gestos sus palabras.


VEDETTE.-
Es verdad…
Y de eso yo soy testigo
Yo escribí esos libros
Por noches enteras
Mis manos cansadas y ahí…
Mi gran trabajo, mi labor.

Vacío no quiere perder su protagonismo y toma de nuevo  el control.

VACÍO.-
Y sé muy bien que se equivocaron

Valiente  y Branca tratan con disimulo, de evitar la exagerada mentira y los conminan a no seguir con el teatro.

VALIENTE Y BRANCA.-
¡No se precipiten!

VACÍO.-
Pensando que yo nada iba a tener

VALIENTE Y BRANCA.-
 ¡Eso es normal!

Vedette quiere ser tomada en cuenta y nuevamente toma la palabra

VEDETTE.-
¿Cómo pudo ocurrírseles tal cosa?

VALIENTE Y BRANCA.-
¡Es muy lógico!

VEDETTE.-
Nosotros no podíamos quedar atrás

Valiente y Branca tratan de alertarlos con más fuerza.

VALIENTE Y BRANCA.-
Miren bien…

Todos los seres prestan atención.


TODOS LOS SERES.
¡Miren bien!,

Vacío no los toma en cuenta y sigue su palabrerío dirigido a los oyentes y señalando la torre de libros. Vedette está con él

VACÍO Y VEDETTE.-
Miren bien esa belleza
es todo grandeza
fue un gran esfuerzo
quemé mis pestañas y ahí
mi gran trabajo, mi labooooooor.

El esfuerzo que hace por exagerar le produce un fuerte ahogo.

AUDIO: FIN DEL TEMA

Exclamaciones de asombro brotan de las bocas de los presentes.

TODOS LOS SERES.-
¡Qué esfuerzo tan enorme!
¡Cuánta información!
¡Ya me parecía a mí!
¡Qué titánica proeza!
!Eso se llama trabajar!

Vacío piensa que sus palabras han sido creídas y continúa su intervención posando una de sus manos en la enorme torre.Vacío

VACÍO.-
Pues sí, y sean tes- testigos ustedes entonces del por- porqué digo que se equi- equivocaron. Ustedes son testigos. Aquí se encuentra to- todo lo que quieran saber acerca de ca- ca- cada uno de sus países. Como podrán darse cuen- cuenta, es superior a la que us- ustedes poseen de sus propios países. Por- porque eso si tenemos nosotros, nos gusta tanto lo- lo del exterior (rie nervioso), que casi no- no sabemos quienes somos nosotros.

Lo dicho por Vacío no causa la menor gracia e impacta a los oyentes. Vació de alguna manera lo ha captado y esto hace que se le corte la enorme sonrisa que tanto él como Vedette reflejaban en sus rostros. Inconscientemente y como tratando de taparse, se llevan sus manos al nombre que tienen en su pecho.
Mente pregunta al ahora, “avergonzado”  Vacío.

MENTE.-
Emociona en alto grado la preocupación demostrada por ustedes Vacío, y creo que para todos nosotros es un elogio que se tenga tanta información acerca de nuestros países. Eso quiere decir que también deben tener mucha y mayor información de ustedes mismos, información que sin duda, será dada a conocer a sus descendientes. ¿Me equivoco?

Vacío recobra un poco su estado de exaltación.

VACÍO.-
En absoluto. Claro que no, no se equi- equivoca. ¡Có- cómo va a estar equivocado! ¡No!

Nervioso se vuelve hacia sus compañeros buscando apoyo en ellos.

VACÍO.-
El cre- cree que está equivo- equivocado, ¿Verdad que no está equivocado? Per- per- perdón; ¿ver- verdad que es- está equi- equivocado?

Vacío y Vedette se dan con el codo disimuladamente mientras Valiente mira hacia el piso con sobrada vergüenza.
Todos los seres de los países vecinos  apremian a Vacío para que les enseñe la torre de libros de su propio país.

SERES PEQUEÑITOS.-
¡Muéstrennos su torre de libros!
¡Queremos seguir su ejemplo!
¡Por favor! La otra torre.

Un momento de total silencio llena el espacio. Vacío es el centro de todas las miradas. Tiene las manos detrás de su cuerpo. Se ríe. Luego esa sonrisa se esfuma. Los nervios parecen traicionarlo. Sus compañeros no hayan que hacer y también se mueven nerviosamente. Vacío quiere marcharse y Vedette por encontrarse en el mismo estado de confusión, no lo deja. Vacío al fin se decide y poco a poco va sacando las manos que tiene detrás de su cuerpo. Sólo dos páginas tamaño carta aparecen en cada una de sus manos ahora temblorosas, al igual que su voz.
VACÍO.-
Y… esto es lo que…que tenemos… de “este pa…

Con expresiones de gran frustración se retiran los seres a sus respectivos países.

SERES PEQUEÑITOS.-
¡No, no es posible!
¿Que va ha ser de las nuevas generaciones?
¿Y entonces qué son?
¿Donde está su identidad?
¡Ya me parecía a mí!

Vacío de pie y con su cabeza baja mira y remira las dos páginas que aún sostiene en sus manos. Vedette, sentada, sostiene su cabeza entre sus manos mientras se siguen oyendo comentarios.

BALÓN.-
¿Y qué quieren estos seres entonces? El Cono de Luz Blanco los agració con su situación territorial, con su clima, sus paisajes y ellos no se dan cuenta de toda esa maravilla que poseen.

AURORA.-
Además no tienen una gota de ánimo en cuanto al cuidado de su objeto. Jamás se les ve limpiándolo. Jamás se le escucha una expresión de cariño, una palabra bonita o dulce para con él.

EUREKA.-
El amor y cariño que le deben no se les ve por ninguna parte, sin embargo admiran lo externo, lo que no le es suyo. Parecen contentarse  con admirar y disfrutar lo ajeno con más furor que lo de ellos mismos.

MEJILLA.-
Si nosotros tuviésemos la variedad y la cantidad de riquezas que poseen en su país. ¿Se imaginan?

ARCO.-
Y esa poca valoración que tienen de todas sus cosas, de personalidades de tanta importancia universal. ¿Cómo pueden transmitir su cultura con tan escasa admiración de lo que tienen, de lo que es importante para ellos mismos?

Sólo una voz sale en su defensa .

BRANCA.-
Pero no todos son así. Hay quienes quieren hacer lo debido y aman su país.

BALÓN.-
Pero eso no lo logra un grupo solo. Tiene que haber un sentimiento colectivo que imprima la fuerza necesaria para despertar y movilizar eso que en todos ellos también existe, pero que aún se mantiene dormido.

En el país del centro no se oye ningún comentario. Las dos páginas pasan por las manos de Vacío y Vedette y una gran vergüenza se ha apoderado de ellos.
La obscuridad de la noche llega de igual manera que la tristeza que ahora embarga a la totalidad de los seres mientras, a paso lento se preparan en sus respectivos países a disfrutar de un merecido descanso. Todos duermen y las luces de colores surgen paulatinamente desde cada país.
Vacío y Vedette se despiertan al mismo tiempo cuando comienzan a escuchar el sonido de cencerros, maracas, cuatros y de la caja.

AUDIO: “DIABLOS DANZANTES”
Aparecen, como en un sueño, un grupo numeroso de seres trajeados con pantalón, camisa y capa de vivos colores, predominando el rojo, y con máscaras danzando a su alrededor. La belleza del espectáculo hechiza a lo dos espectadores que giran para no perderse de tal maravillo momento. Los Diablos Danzantes se marchan y Vacío y Vedette concilian nuevamente el sueño.

Valiente se incorpora en su lugar de descanso y mira, como ocurrió la vez anterior, como brotan en cada país y desde el lugar donde cada objeto está guardado, una refulgente luz.

SONIDO: EFECTOS SUAVES DE CARRILÓN

Ya en pie, da unos pasos hasta el rincón donde está guardada la caja que les tocó en suerte. Se inclina y la toma en sus manos. Toma una de las varitas de color y hace un mágico movimiento hacia el cielo. El débil titilar de la caja se transforma en un brillo tan radiante como el que se observa en los otros países.
SONIDO: TEMA “LA  V PEQUEÑA”

De pronto comienza a sentir la energía que emana de la caja. Se crea una mágica comunicación entre los dos.

LA “V” PEQUEÑA (EN OFF)
Duele la espera
Ácida o dulce tal vez
Quiero robar al silencio tu voz
Callada, tierna, loca feliz
Hiere el recuerdo
De no mirarte otra vez
Ven, ven amor, ven y calma esta sed
Riendo estrellas de amanecer

Valiente sostiene el objeto entre sus manos y se le ve lleno de completa felicidad. Vacío y Vedette se despiertan y son testigos de lo que oye y siente Valiente.

LA “V” PEQUEÑA (EN OFF)
Y sé el Sol de mis mañanas
Y Luna en mis madrugadas,
El duende juguetón
Que viva en mi canción
Traviesa como el vuelo
De una golondrina
Y trae en una flor
De mariposas su temblor
Y tu alegría y tu risa
Sé tu el amor.

El contacto con la caja lo transporta a un estado de emoción tal que cierra sus ojos en completo éxtasis. Cuando los abre se sobresalta. Lo que mira es que en todos los países los seres parecen despertar y sus movimientos se reflejan, gracias a la luz de sus cajas. Parecen estar contagiados de la felicidad de Valiente. Éste se da cuenta enseguida de que siguen dormidos, como sonámbulos. Él, y ahora sus compañeros, son los únicos que están conscientes de lo que sucede.


LA “V” PEQUEÑA (EN OFF)
Hiere el recuerdo
De no mirarte otra vez
Ven, ven amor, ven y calma esta sed
Riendo estrellas de amanecer
Y sé el Sol de mis mañanas
Y Luna en mis madrugadas,
El duende juguetón
Que viva en mi canción
Traviesa como el vuelo
De una golondrina
Y trae en una flor
De mariposas su temblor
Y tu alegría y tu risa
Sé tu el amor.

AUDIO: FIN DEL TEMA
Con la misma suavidad que desaparece la dulce voz, asimismo el resto de los seres vuelven a sus sitios de descanso y quedan en el mismo estado en que estaban. Valiente deja la caja en su lugar e inmediatamente cae en un profundo sueño pero en esta ocasión la luz no se debilita. Sigue girando y brillando tanto como las otras, o quizás más. Tal vez mañana Valiente piense como la primera vez, que todo lo sucedido no fue más que un sueño, un sueño lleno de la más hermosa y dulce de las fantasías. 


CUARTA PARTE.-

EL MISMO HERMOSO LUGAR DE DÍA.

UNAS LETRAS DE 20 CM X 30 CM DE METAL (IMITACIÓN) BRILLANTES. UNA LETRA  A, UNA B, UNA  M, DOS E Y DOS U. UNA V DE MAYOR TAMAÑO, 30 CM  X 50 CM  DE COLOR MÁS CLARO PARA QUE SU BRILLO SEA MAS NOTORIO.

Amanece un radiante nuevo día. Vuelve el movimiento habitual en todos los países en los que se ve a sus habitantes yendo de un lado a otro. Otros van y vienen del bosque con frutas  y flores para sus respectivas parejas  que  ya se han formado en los grupos. El vestuario, sobre todo en las mujeres a cambiado, resaltando siempre el color que los ha identificado.

Vacío es uno de los que llega del bosque con un gran ramo de flores hermosas.  Viene directamente hasta donde está sentada Vedette. Cerca de ellos están Branca y Valiente conversando muy enamorados. Vacío nervioso, titubea un poco. Mira hacia los lados y armándose de valor, se dirige hacia ella escondiendo las flores tras su cuerpo.

VACÍO.-
¡Muy buenos días! ¿Cómo estás Vedette? Lindo día ¿Verdad? Toma, estas flores las busqué para tí.
Vedette se sorprende por el regalo.

VEDETTE.-
 ¿Para mí? ¿ Y… por qué para mí Vacío?
Vacío no sabe que decir.

VACÍO.-
Pues… porque… no sé… Ofrezco disculpa… yo…

Indeciso mira el ramo y se da vuelta. Vedette lo ve marcharse y le habla.

VEDETTE .-
¿Y esas flores? ¿de verdad son para mí?

Vacío se queda inmóvil y no sabe si darse la vuelta o seguir su camino. Vuelve a oír la voz de Vedette y en esta ocasión con un tono que le pareció un tanto romántico.

VEDETTE.-
Se van a marchitar y así no las voy a querer recibir.

Vacío se anima al oír esto y volviéndose, le entrega las flores.

VACÍO:
Sí Vedette, las recogí para tí.

VEDETTE.-
Gracias, son muy bellas y además, si creo que las hayas escogido para mí.

VACÍO.-
¿Por qué sabes que es verdad?

VEDETTE.-
Pues porque no has tartamudeado, por eso. (TRANS) ¡Qué bonitas son las flores Vacío!

Vacío no cabe en sí de gozo y mira hacia los lados. Branca y Valiente siguen conversando muy enamorados. Vacío apenas puede pronunciar unas palabras.

VACÍO.-
No tanto como tú… ¿Pu- puedo pedirte un favor?

VEDETTE.-
¿Un favor? ¿Cómo qué?

Vacío mira hacia el lugar donde están Branca y Valiente.

VACÍO.-
Me puedes decir ¿Qué cara tengo ahorita?

A Vedette le extraña la pregunta.

VEDETTE.-
¿Tu cara?, ¿ahorita, en este momento?

VACÍO.-
Si, en este preciso instante.

Vedette pone algo de gracia a su respuesta.

VEDETTE.-
No te ofendes si te digo que tienes cara de… ¡tonto!
Vacío en vez de molestarse, mas bien se alegra.

VACÍO.-
¿En serio? ¿No me estas mintiendo, tengo la cara como la de  él?

Vedette mira hacia donde Vacío le ha señalado y mira a Valiente que sigue  su romántica conversación con Branca.

VEDETTE.-
Yo diría que si.

Al oír esto Vacío da un grito de alegría que sobresalta a todos los que están cerca de ellos y a los que están trabajando en sus países, y tomando por una mano a Vedette, comienza a correr entre todos los presentes.

VACÍO.-
¡¡¡ YAAAAJIII ¡!!, ¡Tengo cara de tonto, tengo cara de tonto!

Emblema oye el escándalo y mira pasar en carrera al lado suyo a la pareja.

EMBLEMA.-
¡Cara de tonto! Los dos tienen cara de tontos; ella y él. ¡Quién lo diría!

El murmullo es colectivo y hasta se alegran por la “tontería” que le ha sucedido a Vacío y Vedette, quienes con  “caras de tontos” y tomados de las manos, caminan hacia el bosque dedicándose ¨tontas¨ miradas.

En medio de la alegría por este hecho a Branca se le ocurre una idea y hala a Valiente por una mano y lo lleva al centro.

BRANCA.-
Por favor, quiero que presten atención a lo que voy a decir… ¿Por qué no preparamos una fiesta para que todos conozcamos lo que hemos diseñado con nuestra varitas para identificar cada uno de nuestros países y así compartir también todos juntos un rato de alegría?

La idea gusta a todos y se arma una algarabía general. Vacío y Vedette se devuelven y se unen al jolgorio.
VACÍO.-
Si estamos todos de acuerdo aprobémoslo con “la señal de costumbre”

Vedette premia con un “sonoro” beso a su amor por su “inteligente” intervención.

VEDETTE.-
Un beso para el inventor de tantas frases célebres.

Con los brazos en alto y en medio de un gran alborozo la idea es aprobada inmediatamente y voces aisladas comienzan a oírse.

AURORA.-
Me parece fantástico, lo mostraremos tan limpio y refulgente como jamás se haya visto.

En cada país celebran a su manera la emoción de la preparación de la fiesta y el momento de comenzar la faena de limpieza. Entre frutas y comida hacen gestos tratando de darse suficiente ánimo para dejar reluciente el objeto que diseñaron y que presentarán ante el resto de los seres.
Valiente y Branca se dan un apretón de manos y cuando Vacío va a hacer lo mismo con Vedette mira a los de Rojo que están chocando sus manos, inmediatamente Vacío copia esta manera y la repite con su compañera exagerándolo aún más e inventando otras.  Como siempre, son centro de atención por ésto. Luego vuelven cada uno a lo suyo. Valiente va a su país y Branca hacia el suyo.

EMBLEMA.-
Ahora podrán darse cuenta de nuestro desarrollo, de que el esfuerzo no es en vano, sobre todo aquellos de allí…

Y su mirada va dirigida hacia el país del centro.

EMBLEMA.-
… que como van y como son, no saldrán nunca “del subdesarrollo”

Valiente y sus compañeros oyen claramente las últimas palabras dichas por Emblema y cruzan  miradas entre ellos.

EMBLEMA.-
¡A ver, pañuelos afuera!

AUDIO: TEMA. MI PAÍS II
Los seres de cuatro países extraen al mismo tiempo sus pañuelos y al desdoblarlos todos sus colores se pueden observar completamente. Los pañuelos blancos que identifican al primer país, además de ese color, tienen azul y rojo. Los pañuelos rojos que identifican igualmente al segundo país, muestran dos colores más; verde y blanco. Claramente se nota que el otro color de los pañuelos verdes del tercer país, es el amarillo. El cuarto país muestra también el color blanco.
Cada grupo busca y extrae el objeto del lugar en que lo guardaron y usan sus pañuelos con gran delicadeza en una dulce y acariciadora limpieza. El cariño que demuestran en esta acción es  notoria.
Mientras esto ocurre, en el país del centro no encuentran que hacer, no saben por donde comenzar y reina una completa confusión. Valiente se acerca al sitio donde guardó la caja y sus compañeros tratan de llevarlo a otro lugar, y le muestran otros objetos de insignificante valor.

SERES FEMENINOS.-
Mil manos te acariciarán

SERES MASCULINOS.-
Mil voces te agradecerán.

SERES FEMENINOS.-
La Luna, el Sol
Vienen a tí

SERES MASCULINOS.-
Dándote abrigo
luz y pasión.

TODOS JUNTOS.-
Déjame quererte
Déjame entregarte mi canción
Sé mi gran tesoro…
Mi guarida, sombra de mi hogar.

Mientras esto ocurre, en el país del centro no encuentran que hacer, no saben por donde comenzar y reina una completa confusión.Valiente se acerca al sitio donde se guardó el objeto y sus compañeros tratan de llevarlo a otro lugar y le muestran otros objetos de insignificante valor.
Reina una gran agitación entre los seres de los países vecinos y el habitado por los de pañuelo Azul, que no ocultan su felicidad.

TODOS JUNTOS.-
Déjame quererte
Déjame entregarte mi canción
Sé mi gran tesoro,
Mi guarida, sombra de mi hogar

BRANCA.-
Siempre agradeceremos este preciado y hermosísimo regalo.

TODOS.-
¡Viva nuestro país!
¡MI PAÍS!

AUDIO: FIN DEL TEMA


Entre tanto unas animadas voces surgen desde el cuarto país de los pañuelos Amarillo- Verde hacia los del quinto país, de pañuelo Blanco-Azul

BALÓN.-
¡Aurora! ¿cómo va eso, se puede saber que hicieron ustedes?

Con gran alegría la respuesta no se hace esperar.

AURURA.-
¡Claro que se puede saber Balón!, nosotros hemos construido una hermosa, grande y reluciente letra A, y ahora,                                          gracias a  nuestro amor, cuidado y dedicación... ¡Mírenla!

Muestran una brillante y reluciente letra “A” a quienes preguntaron y a quienes no preguntaron también. Orgullosos proceden a colocarla en un sitio, ahora visible desde cualquier parte. Lo sucedido es igualmente observado por los de Azul, y esto hace que se produzca más actividad inútil entre ellos.
Los del grupo amarillo-verde no se quedan atrás y felices comentan.

BRANCA-
Nosotros hicimos una hermosa letra B, y también le hemos dado cariño y miren lo reluciente que está…

Dos pares de manos elevan una resplandeciente letra “B”, que igual que el grupo anterior, es colocada en un lugar visible del país.
En el país del centro la situación no ha cambiado, aún no salen de su incertidumbre. Buscan y buscan y no logran encontrar nada y tampoco dejan que Valiente se aproxime al lugar donde él sabe se encuentra la caja de varitas de colores.

En el primer país, los de Rojo-Blanco-Azul, que durante su limpieza no perdieron detalle de lo que pasaba a su alrededor, con una exclamación de júbilo, levantan su objeto, más grande que los anteriores. Dos “Es” y dos “Ues”, que son colocadas en un sitio visible.  Dan unos pasos hacia atrás para mirarlos mejor.

SERES PEQUEÑITOS ROJOS.-
¡¡¡ YEEEESSSSSS !!!

MEJILLA.-
Lo mismo ocurre con la letra “M” del país de verde que resultó ser su objeto.
¡Miren, miren! ¡Qué grandiosa se ve nuestra letra M!

La muestran y la colocan como los demás.

En el país del centro el pandemónium ha cesado un poco.
Todas las letras lucen relucientes, y sus protectores en sublime estado de emoción agradecen a su Creador la gracia de pertenecer al lugar que les fue asignado. Valiente  se suma a este momento. Vació y Vedette se juntan y oyen, pero sin intervenir.
AUDIO: TEMA “AGRADECIDOS-PADRE  NUESTRO

SERES PEQUEÑITOS.-
Padre nuestro que estás en el cielo
Santificado sea tu nombre
Venga a nosotros Tu Reino
Hágase Tu voluntad
Así en la Tierra como en el Cielo
Danos hoy el pan de cada día
Y perdona nuestras ofensas
Como también nosotros perdonamos
A los que nos ofenden
No nos dejes caer en la tentación

VALIENTE:
Y líbranos del mal. Amén

TODOS:
Y líbranos del mal, Amén
AUDIO: FIN DEL TEMA

De los labios de todos los seres ante sus letras, se oyen brotar unas muy sentidas palabras.
                                                     
 SERES PEQUEÑITOS.-
¡Agradecidos te amamos, y siempre estarás presente en nuestros corazones!

Y QUEDAN SUMIDOS EN UN ESTADO DE MEDITACIÓN.

Una luz ilumina ahora solamente al país del centro.
Valiente logra sacar al fin la caja de varitas de colores de su sitio y mientras lo sostiene contra su pecho, les habla con marcado sentimiento a sus compañeros que escuchan cabizbajos.

VALIENTE.- (Dolido)

VACÍO.-
Deben haber visto todo ¿verdad?, ¿Espero que no hayan perdido un solo detalle de lo que acaba de suceder a nuestro alrededor? ¡Tener que escuchar que nos llamen subdesarrollados!
Vació busca excusas para validar su comportamiento.
Pero Valiente, es que acaso ¿éste país no será siempre un país subdesarrollado? Además, no tenemos necesidad de llegar donde están ellos. Para eso “El Creador” colocó a esos “seres privilegiados”, para que piensen y actúen por nosotros y hasta cierto punto, es una comodidad que todo ya esté creado, total… lo nuestro nadie lo aprecia. (TRANS) ¡Cómo me hubiera encantado que me colocaran en ese país!

Con su mano Vacío señala hacia el primer país. Valiente molesto, critica  la posición de su compañero.

VALIENTE.-
Eso es una falta de nobleza para con tu tierra Vacío. Las personas que por una u otra razón han tenido que emigrar de su patria lo han hecho con todo el dolor del mundo, ha sido una decisión muy grande y dolorosa, y aunque han entregado su corazón a su nueva patria su alma está en su tierra natal. Eso es digno de admiración, y tú sin más ni más quieres pertenecer a otro país.(TRANS) ¡No me explico como no les duele que seamos un país subdesarrollado!

Vedette también opina igual que Vacío.

VEDETTE.-
¡Claro qué duele! Pero ¿qué podemos hacer? Además no sé cual es tu obsesión con respecto a nuestras costumbres. ¡Qué importancia tienen las raíces? Lo que Vacío dice es muy cierto, “este país” siempre será subdesarrollado.

VALIENTE.-
Si nos lo proponemos, por supuesto que si. Si siempre al referirnos a este sitio tan hermoso, tan lleno de cosas bellas, admirado por extraños y despreciado por nosotros, y que nos pertenece en toda su extensión, decimos, “este país”, ¡claro que seremos un país subdesarrollado… ¿Es nuestro verdad?, entonces porque no decir “nuestro país” Al parecer no estamos orgullosos de pertenecerle y para algunos resulta hasta bochornoso el que… él nos pertenezca también.

Los tres compañeros restantes evitan la mirada de Valiente y la de ellos mismos.
AUDIO: TEMA “LA V PEQUEÑA” (INSTRUMENTAL)

VALIENTE.-
No, el país no es el subdesarrollado. Esas montañas hermosas, sus ríos, sus playas, sus mares, sus paisajes imponentes… ¡No!, nuestra manera de comportarnos, lo que tenemos aquí dentro de nuestras cabezas es el subdesarrollo. ¡Nosotros somos el subdesarrollo! Díganme, ¿qué hacemos por nuestro país? Por “pequeños seres” como nosotros es que está nuestro país como está. En cuanto a nuestras raíces tienes razón; es una obsesión. Un árbol no llega a su mayor crecimiento, ni logra tener ramas  poderosas si sus raíces no son lo suficientemente fuertes; si no han sido suficientemente regadas con cariño, lealtad y respeto. Y tenemos que hacer que nuestro país crezca igual a como lo hace un árbol.

Vacío y Vedette lo miran con curiosidad y alargan sus manos. Valiente le da a cada uno una varita de color. Al producirse el roce de sus dedos con la varitas, una maravillosa energía parece introducirse en los cuerpos de los compañeros de Valiente. Las manos de éstos comienzan a hacer movimientos mágicos y una luz comienza a surgir de la caja que instintivamente Valiente aprieta con dulzura contra su pecho.

VOZ EN OFF DE LA “V” PEQUEÑA.-

¿Por qué si El Señor me dio belleza, riquezas y un sinfín de cosas más me asignó unos seres pequeñitos para mi cuidado que no hacen bien su trabajo?… tan desatentos, tan faltos de cariño hacia mí.
¿Por qué no aplican en mí lo que otros cuidadores han aplicado en el cuidado de sus letras?
Algunas no poseen mis atributos, y sin embargo sólo copian las cosas malas, las que me hacen daño…

Vacío se mueve intranquilo pues se siente aludido.

…cuidan de ellos primero, siempre ellos primero. ¡Si dejaran a un lado sus propias necesidades! Hacen algo siempre pensando en su propio beneficio, sin importarle el resto de los seres pequeñitos. ¡No me valoran!
Ya están desapareciendo mis costumbres, mi música, mi arte. Mi cultura no se conoce. ¡más se conoce la música y costumbres de otras letras!. Siento que voy a desaparecer.
Para mis cuidadores casi no existo. Pensarán que no los merezco, que soy poca cosa.
¡Y pensar que soy bella!, y creo debo decirlo ya que ¡es verdad!
Sé que muchos de mis seres pequeñitos no me conocen porque no se les ha enseñado, no se les ha mostrado tal como soy, y estoy segura de que cuando esto ocurra sabrán entonces valorarme y me darán el cariño y el amor que ansío y que necesito de mis cuidadores para sentirme vestida  del orgullo de mi gente.
¡Denme cariño, denme amor y no me harán sentir como una de las últimas letras de la fila!
Admírenme y me harán brillar de alegría como brilla esa “A”, cuyos cuidadores la hacen vibrar y la han dado a conocer en todo el mundo.
Háganme brillar como brillan esas “Es” y esas “Ues”, las que queremos imitar pero sólo lo hacemos en sus cosas negativas.
No saben como me duele oír los vítores por los triunfos de las demás letras  cuando podían ser por los triunfos de ustedes, de los míos, de los nuestros.

Vacío y Vedette se frotan con incomodidad los grandes nombres que llevan pintados en su pecho. Uno señala el pecho del otro con la varita de colores y los nombres desaparecen. Se reunen con Valiente quien los recibe con agrado.

Siéntanse orgullosos de mí, de ser mis cuidadores, de ser mis vigilantes.
Hagan brillar las estrellas que una vez una “B Libertadora” hizo lucir orgullosa.

Mueven sus varitas hacia el cielo y comienza a caer una especie de escarcha sobre las cabezas de los seres de Azul. Valiente también mira caer la escarcha. Vacío mira la varita que sostiene su mano.

VACÍO.-
¡Por qué no te habíamos descubierto si siempre has estado ahí, cerca de nosotros. ¿Por qué hemos estado tan ciegos contigo?  Pide, pide lo que quieras y sabremos complacerte como tú te lo mereces.

¡Denme amor, muchísimo amor y ya no me sentiré como...la “V” pequeña!

Valiente, Vedette y Vacío sacan y desdoblan sus pañuelos que lucen los colores  amarillo, azul y rojo.
La emoción los embarga completamente, sus corazones repletos de gozo y felicidad parecen no caber en sus pechos y con todo ese gran amor dormido hasta ahora, agitan las de varitas de colores que tienen en sus manos, y una luz dorada comienza a brillar con más fuerza que la luz de todas las otras letras juntas.
La voz se vuelve a escuchar y en esta ocasión se siente vibrante, plena de felicidad.
Ámenme mis seres pequeñitos y para ustedes y por ustedes seré entonces…
¡LA “V” GRANDE DE VENEZUELA!

Los seres amarillo, azul y rojo con movimientos de sus varitas van levantando hacia lo alto una refulgente “V”, más brillante y más grande que las otras letras.
Ahora comienza a oírse las voces emocionadas de Valiente, Vedette y Vacío.

SERES AMARILLO-BLANCO Y AZUL.-
Seré el sol de tus mañanas
Y luna en tus madrugadas,

Tres colores, amarillo, Blanco y Azul iluminan por completo todo el lugar y el resto de los seres, ahora conscientes,  se acercan al país del centro y se unen a un grandioso y emocionado  júbilo.

TODOS LOS SERES.-
El duende juguetón
Que viva en tu canción
Traviesa como el vuelo
De una golondrina
Te daré en una flor
De mariposas su temblor
Y tu alegría, y tu risa
Seré yo, el amor.

Vacío y Vedette toman la V en sus manos.


     FÍN



 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada