sábado, 3 de mayo de 2014

ALDEMARO, UZCÁTEGUÍ Y EL DIABLO SUELTO

Esta grabación es única puesto que fue realizada por casualidad.
Les echo el cuento. El maestro Aldemaro Romero me citó a Estudios Larrain, en La Campiña, para la grabación de un comercial.
El comercial iba a contar con un piano, un violín y una voz.
Para probar los micrófonos el ingeniero de grabación, ya desaparecido, Mario Alfonso Larrain, hijo de Luis Alfonso Larrain, pidió al maestro que tocaran algo para "ecualizar los micros"
Aldemaro le dijo al otro maestro, Rafael Uzcateguí, quien iba a tocar el violín; tócate ahí El Diablo Suelto, y "arrancaron a tocar"
Mario grabó la "ecualización de los micros" y como nos la hizo oir luego de la grabación de la cuña, le pedí una copia, y es ésta que vamos a escuchar ahora.
¿Saben que? no recuerdo cual fue "la cuña" que grabamos ese día....

Por cierto que Aldemaro nos dijo que el maestro Rafael Uzcáteguí, estuvo un tiempo en Nueva York, y tocaba en los mas conocidos lugares donde se iba a oir Jazz, y él fue una de las estrellas por la cuales acudía público para disfrutar de su característica ejecución e improvisación del violín, primordial en el jazz.

EL DIABLO SUELTO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada